Este sitio, nacido el 5 de octubre de 2010, pretende ser un espacio que transmita Paz, Luz y Amor. Eres bienvenid@ y espero que percibas toda la buena Energía que intenta irradiar.

Temporizador para meditación

sábado, 22 de enero de 2011

Autorrespeto y humildad



Un indicador muy claro para reconocer nuestro estado de espiritualidad es nuestra manera de responder ante la crítica y la alabanza.

Tenemos que observar el contraste en nuestros sentimientos en las dos situaciones. En el momento de escuchar la alabanza y la apreciación, los sentimientos de amor en la visión y actitud surgen de forma natural hacia la persona que nos alaba o valora.

Sin embargo, si cuando alguien nos da la mínima señal o sugerencia de mejora reaccionamos internamente pensando “¿Porqué me dijo eso?”, entonces esto no se considera un estado consciente del alma. De hecho es arrogancia sutil, que es una de las debilidades principales que obstaculizan nuestro progreso espiritual.

El estado de espiritualidad significa que si alguien nos corrige o nos señala algo que deberíamos mejorar, los sentimientos de amor y buenos deseos hacia esa alma deberían seguir estando presentes. Deberíamos ser capaces de apreciar la aportación que nos está haciendo esa persona y considerar que está llena de buenos deseos hacia nosotros. Es cuando no somos conscientes del alma que se hace muy difícil tolerar la crítica.

Mediante la consciencia de nuestro autorrespeto y humildad podemos terminar con esta debilidad. En el estado de felicidad espiritual de la consciencia del alma podemos renunciar el ego y la arrogancia sutil. Entonces podemos dar a los demás la experiencia de la espiritualidad a través de nuestro estado y de nuestras acciones. No sólo tenemos conocimiento espiritual en nuestro intelecto sino que nos convertimos en la forma práctica de ese conocimiento.

El autorrespeto y la humildad son la base para crear un estado espiritual estable y ecuánime ante la alabanza y la crítica.


Fuente: Brahma Kumaris. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario