Este sitio, nacido el 5 de octubre de 2010, pretende ser un espacio que transmita Paz, Luz y Amor. Eres bienvenid@ y espero que percibas toda la buena Energía que intenta irradiar.

Temporizador para meditación

martes, 3 de mayo de 2011

El Árbol Cabalístico



El Árbol Cabalístico o árbol de la vida es un símbolo compuesto que representa a la vez al hombre celestial, que se concibe como macrocosmos, y al hombre del mundo material, considerado como microcosmos. Está formado por diez Centros de Vida llamados Séfiras o Sefirot (en plural). Cada Séfira está conectada con las demás por una línea que recibe el nombre de Sendero. Existen 22 Senderos, que representan las 22 letras del código hebraico (con el cual se ha escrito la Biblia). Los Séfiras son distintas etapas de la manifestación de la luz divina, y por consiguiente, de evolución. Son fases de la conciencia subjetiva mediante las cuales el alma penetra en el conocimiento de la manifestación cósmica.


El Árbol de la vida se divide en tres Columnas o pilares. El de la derecha es el pilar de la Misericordia o de la Gracia, representa la fe, la tolerancia, el amor, la intuición y se le atribuye la potencia activa masculina. La columna de la izquierda es el pilar del Juicio, del Rigor, la Severidad, la austeridad, la inteligencia y se le atribuye el principio pasivo femenino. El pilar del centro, o del Equilibrio, es el factor armonizador que combina y une los de la Gracia y del Rigor. El esquema del Árbol nos describe, entre otras muchas cosas, el proceso de formación de un acto cualquiera, desde el momento en que sólo es una emanación inconcreta hasta que se cristaliza en el terreno físico; este esquema encuentra asimismo su correspondencia en el cuerpo humano, siendo Kether la cabeza y Malkuth los pies.

Cada Séfira tiene sus leyes y sus principios, y para que podamos aprenderlos, las jerarquías espirituales que dirigen nuestra evolución, nos sitúan en una determinada vida, «más cerca» de un Centro que de otro. El estudio del horóscopo de nacimiento adaptado al esquema del Arbol de la vida (esta adaptación ha sido descrita en los libros de Kabaleb «Los Misterios de la Obra Divina» y «Curso de Iniciación Cabalística a la Astrología y al Tarot») nos permite averiguar cuáles son los Centros activos en la presente vida, para orientarnos acerca del programa humano que hemos venido a realizar. A modo de ejemplo, diremos que los planetas situados en los signos de Capricornio y Acuario, estarán en la esfera de Binah y activarán este centro, sus energías y nos transmitirán su esencia. Los planetas que estén en Sagitario y Piscis, activarán Hesed. Los de Aries y Escorpio, Gueburah. Los de Leo, Tiphereth. Los de Tauro y Libra, Netzah. Los de Géminis y Virgo, Hod. Y los de Cáncer, Yesod.


No hay comentarios:

Publicar un comentario