Este sitio, nacido el 5 de octubre de 2010, pretende ser un espacio que transmita Paz, Luz y Amor. Eres bienvenid@ y espero que percibas toda la buena Energía que intenta irradiar.

Temporizador para meditación

sábado, 4 de junio de 2011

Anatomía Energética


El conocimiento de la anatomía energética humana está avalado por 5000 años de experiencia de Escuelas de Medicina tan prestigiosas y difundidas como la Medicina Tradicional China y la Medicina Tibetana o Ayurvédica. Esto supone que el estudio de la enfermedad, y su potencial curación, para dos tercios de los habitantes de este planeta se basa en principios energéticos

Si bien nuestra cultura occidental racional y científica no lo reconoce, otras culturas admiten varios centros de energía en el cuerpo. En Oriente, dos de esos centros se sitúan en las palmas de las manos. Si volvemos la palma de la mano hacia arriba, observaremos una depresión en el centro. Esa cavidad en el centro de la palma de la mano se considera la sede física de esos centros de energía, llamados chakras en sánscrito.

Pero esos no son más que chakras secundarios. Los siete principales, llamados también chakras mayores, tienen que ver con las glándulas endocrinas como sedes físicas. Los chakras o centros de energéticos actúan como agentes para la transformación de la energía universal.

Para entender mejor como funcionan estos centros energéticos vamos a ver como es la estructura del cuerpo energético.

El campo energético humano o aura humana

Desde el punto de vista del Yoga, del Vedanta y del Samkhya, el ser humano está formado por tres cuerpos diferenciados pero interrelacionados. Por su parte estos tres cuerpos contienen a su vez cinco envolturas llamadas Pancha Koshas.

Sthula Sharira,el cuerpo burdo, es el cuerpo físico, la carne y los huesos y cuya anatomía está establecida de forma precisa. Hasta el momento de la muerte es el vehículo donde se aloja el cuerpo sutil y el causal.

Sukshma Sharira, el cuerpo sutil, que no es visible para el ojo, pero que experimentamos. Comprende en el ser humano el aspecto energético, vital, mental, emocional y psíquico. Esta constituido por los cinco aires vitales (pancha pranas), los cinco órganos de conocimiento (gñanendriyas) y las cuatro facultades de la mente individual o antah karana (budhi, intelecto; ahamkara, ego; manas, pensamiento y chitta, memoria).

Karana Sharira, el cuerpo causal, origen de los otros dos. Es el componente más puro del ser humano. Se encuentra más allá de la mente y su naturaleza es la bienaventuranza. Constituye la esencia del ser humano y es donde reside el Ser o Atman.


El campo energético humano conocido también como aura es una manifestación de la energía universal íntimamente vinculada con la vida humana. Ha sido descrito como un haz luminoso que rodea el cuerpo físico y penetra en él, y que emite su propia radiación característica.

La estructura energética del hombre se divide en una serie de capas o cuerpos que interactúan entre sí, que cumplen funciones diferentes y vibran en frecuencias distintas. Estos cuerpos o capas son siete y cada una de ellas está relacionada con un chakra de los denominados mayores.

Los siete planos en los cuales el hombre está formado son: etérico, emocional, mental, intuitivo, espiritual, monádico y cetérico.

La primera capa del campo y el primer chakra están relacionados con el funcionamiento del cuerpo y la sensación física (sentir dolor o placer físicos). La primera capa guarda relación con el funcionamiento automático y autónomo del cuerpo.

La segunda capa y el segundo chakra se relacionan con el aspecto emotivo de los seres humanos. Son vehículos de nuestra propia vida y de nuestros sentimientos emocionales.

La tercera capa y el tercer chakra están asociados con nuestra vida mental y el pensamiento lineal.

La cuarta capa y el cuarto chakra se relacionan con el corazón; es el vehículo por el cual amamos, no solo a nuestra pareja, sino a la humanidad en general. El cuarto chakra es el que metaboliza el proceso de amar.

El quinto nivel y el quinto chakra, están relacionado con la voluntad en conexión con la voluntad divina; se le asocia también con el poder de la palabra.

El sexto nivel y el sexto chakra están asociado con el amor celestial que se extiende más allá del alcance del amor humano.

El séptimo nivel y el séptimo chakra guardan relación con el pensamiento elevado, el conocimiento y la integración de nuestra formación espiritual y física.


Existen, por tanto, lugares específicos dentro de nuestro sistema energético para las sensaciones, las emociones, los recuerdos y otras experiencias no físicas de las que damos cuenta a nuestro médico o terapeuta. La comprensión de la forma en la que nuestros síntomas físicos están relacionados con estas posiciones nos ayudarán a comprender la naturaleza de las distintas dolencias, y la diferencia entre los estados de salud y enfermedad.

Cada chakra o centro de energía intercambia energía con el CUERPO ENERGÉTICO UNIVERSAL. Como estos centros energéticos sirven para vitalizar el cuerpo, podríamos decir que se encuentran directamente relacionados con cualquier patología de éste. Por tanto cuando uno o varios de ellos se encuentran bloqueados la desarmonía aparece en nuestro ser.

¿Te has parado a pensar por qué cuando sientes angustia un nudo bloquea tu estómago, o cuándo tienes que afrontar una decisión importante que te provoca sentimientos intensos, un nudo en la garganta te impide decir nada? ¿Cuándo sientes malestar físico, has observado que te resulta complicado pensar con claridad?.

Pongamos un ejemplo

Estamos haciendo unas compras por la ciudad, no encontramos sitio para aparcar. Decidimos dejar el coche aparcado en segunda fila unos segundos para recoger algo en na tienda. Bajamos y nos dirigimos a nuestro destino. En el pequeño trayecto nos encontramos con una amiga que hace tiempo no vemos y comenzamos a charlar con entusiasmo con ella. De repente un pensamiento cruza nuestra mente "Tengo el coche mal aparcado, veo venir una grúa". Automáticamente, la energía mental se pone en contacto con el campo mental, generando una emoción "angustia". Automáticamente, el cuerpo emocional se pone en contacto con el cuerpo físico, generando una percepción física, "hormigueo en la boca del estómago"

Esta claro que algo tiene que transportar esta información entre nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestro cuerpo físico. La conexión se realiza a través de nuestros cuerpos Energéticos, que en algunas tradiciones también son llamados cuerpos sutiles.

Estos cuerpos se componen de energía, como todo lo que existe y nos rodea. No son cuerpos densos, como el cuerpo físico, por lo que habitualmente no podemos apreciarlos con la visión ordinaria; en cambio si podemos percibir sus efectos, su funcionamiento y sus intercambios de información. Cada uno de los diversos cuerpos tiene el mismo centro que el cuerpo físico, por tanto los cambios que se producen en su interior pueden afectar al cuerpo físico y viceversa. En grandes pinceladas podríamos decir que estamos constituidos por los siguientes cuerpos:

Aura Física

Encargada de absorber Energía Universal o Prana.
 Refleja fundamentalmente nuestro estado de salud .Habla de la necesidad del individuo de procurarse comodidad física simple, placer y salud. Cubre nuestra necesidad de tener muchas sensaciones físicas agradables

Aura etérica
Asociada a las emociones y reacciones viscerales
 Refleja la aceptación y el amor a uno mismo. Habla de nuestra necesidad de relacionarnos con nosotros mismos de una forma afectuosa y positiva.

Aura Vital
Asociada a nuestro pensamiento lineal.
 Refleja nuestra personalidad y carisma.Habla de nuestra necesidad de una lucidez racional que funcione en armonía con nuestra mente intuitiva , nuestro sentido común.

Aura Astral
Asociada al almacén de los recuerdos de nuestra vida pasada y presente.
 Relacionada con las improntas, enganches, amarres. Habla de nuestra necesidad de interaccionar afectivamente con los familiares y amigos.Habla de nuestra necesidad de dar y recibir amor, en muchos tipos de relaciones: cónyuge, familiares, hijos, amigos, compañeros...

Aura Mental Inferior
Asociada a la capacidad de una persona en el plano consciente o intelectual.
 Relacionada con nuestra voluntad divina o Yo interno.Refleja nuestra necesidad de encontrar nuestra propia verdad personal.

Aura Mental Superior
 Asociada a la capacidad de nuestra mente superior. Concentra la suma total del Conocimiento Universal.
 Demuestra la capacidad que tenemos para usar energías superiores y nuestro desarrollo espiritual, y lo que en potencia podemos llegar a evolucionar. Habla de nuestra propia experiencia espiritual y el amor incondicional.

Aura Espiritual
Asociada a la conexión con la Mente Divina y comprensión del gran modelo Universal.
 Habla de nuestra necesidad por experimentar serenidad y nuestra perfección dentro de nuestras imperfecciones.

Autor: Carlos Sosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario