Este sitio, nacido el 5 de octubre de 2010, pretende ser un espacio que transmita Paz, Luz y Amor. Eres bienvenid@ y espero que percibas toda la buena Energía que intenta irradiar.

Temporizador para meditación

martes, 27 de noviembre de 2012

Curso de Metafísica - Clase 39 - Respiración Dinámica

Como ya te has dado cuenta, en el plano altísimo en que vive el metafísico se eliminan: las luchas los esfuerzos inútiles, las complicaciones, la confusión y tantas otras cosas que dificultan la vida y que le quitan el placer al placer. Esto se debe a que es un plano mental-espiritual, en que no es necesario emplear sino principios, y toda la gama de efectos se efectúan solos.
El buen metafísico sabe cumplir con las leyes de la buena salud, pero no tiene que vivir pendiente de los ínfimos detalles y la plétora de conocimientos que inhiben y limitan la vida de los sectarios, que se van por las ramas y van a caer en una maraña de hojas, en vez de mantener en mente los Principios, para mayor sencillez, sin desviarse.
Por ejemplo, en la respiración. La mayoría se desanima al poco de comenzar el estudio de la respiración rítmica, porque es una operación larga, complicada, minuciosa y en la vida moderna occidental no hay tiempo para la contemplación. La norma de nuestra Era es pues, la simplificación, la descongestión, el camino corta, la eficiencia, la rapidez, lo práctico…, pero con satisfacción en el cumplimiento y en los resultados. Que no queda la cosa "manga con hombro", pero que tampoco no se desperdicie la energía. El DINAMISMO es el orden del día. Aquí está pues el dinamismo respiratorio, o lo que es lo mismo la RESPIRACIÓN DINÁMICA, basada en el sentido común, que es la Sabiduría Divina expresada en el plano terreno. Ahora verás. Te va a gustar mucho.
¿Sabes tú tomarte el pulso? Porque hay muchas personas que, o no se lo encuentran, o no saben ni donde les queda. Pues el pulso se siente presionando con la yema del dedo índice izquierdo, la base del pulgar derecho o viceversa, pero justo encima de la muñeca. Tantea para que encuentres el punto en que late más fuertemente. El pulso, una vez que te lo encuentres, no lo pierdas. Por supuesto, la importancia de esto es solamente para hacer una respiración controlada y rítmica, y para los efectos, también se puede practicar con un cronómetro.
Ahora comienza a practicar respirando profundo durante cuatro pulsaciones, deteniendo el aliento durante 4 pulsaciones; botando todo el aire en 4; y deteniéndose de nuevo durante 4. O sea que la inhalación debe ser rápida, profunda, completa, ensanchando el pecho. La exhalación debe ser también rápida, completa y hundiendo el estómago para que ayude a salir todo el aire de los pulmones. Los intermedios no ahogan, no presentan peligro.
Sin parar, entre un movimiento y el otro y de acuerdo con tus pulsaciones, comienza a respirar, 1, 2, 3, 4; detén la respiración: 1, 2, 3, 4; ve soltando el aire: 1, 2, 3, 4; no respires: 1, 2, 3, 4: respira de nuevo; 1, 2, 3, 4…. Y así sucesivamente.
Practica mucho hasta que sepas hacerlo bien, porque ahora vas a pensar en la Llama Violeta mientras respiras. Respira, cuenta y piensa en el color violeta.
Cuando tu inhalas, naturalmente piensas que te estás llenando los pulmones de aire (si es que piensas en ese momento). En este caso, piensa que te estás llenando los pulmones de Luz Violeta. La Luz irradia de modo que cuando detienes la respiración durante las próximas 4 pulsaciones, piensa que la Luz sigue hasta más allá de tus pies. Esto, en realidad equivale a que estas impregnando tu sistema digestivo, intestinos, etc., y toda la corriente sanguínea, de manera que si tienes algún mal digestivo, la Luz Violeta telo compone.
Cuando exhales, piensa que la Luz sigue de la caja del cuerpo hacia arriba llenando la cabeza, lo cual tiene el efecto de haber impregnando así tus tres vehículos: físico, emocional y mental. Si algo marcha mal de la cintura para arriba, queda así purificado.
Ahora, cuando detengas por segunda vez la respiración, después de haber exhalado, piensa que estás proyectando la Luz en cuatro ondas, una por cada pulsación, hacia fuera, hacia la gente y el mundo.
Este último movimiento es el que tú utilizas para favorecer a alguien que necesite ayuda o que tú desees curar.
La explicación hace que el método parezca tardío para ponerlo en práctica, posiblemente también se tarde uno hasta verlo muy bien; pero luego en la práctica se ve lo sencillo y rápido que es, y resulta una forma dinámica e infalible para lograr todo lo que te voy a enumerar. Esto es curativo, compensador, ajustador y muchas más cosas que vas a ver.
Se puede hacer esta respiración tres veces por la mañana y con la Llama del Día.
Domingo - Azul
Para sentirse libre de algo, ataduras, cuando sientas temor, nerviosismo, debilidad o cuando quieras sentir fe, necesitas protección o fuerzas, haz de 1 a 3 respiraciones a voluntad, con la Luz Azul.
Lunes - Amarillo
Cuando estudies o leas, cuando necesites ideas, o para agudizar la inteligencia, cuando "Pidas Luz", cuando necesites información, sabiduría. Haz de 1 a 3 respiraciones con Luz Amarilla.
Martes - Rosado
Cuando sientas desagrado hacia alguien o algo. Cuando te sientas sin amor hacia un sector de la humanidad, o hacia alguna organización. Hazlas con la Luz Rosada.
Miércoles - Blanco
Cuando te sientas deprimido, triste, cuando estés cansado, agotado, cuando estés falto de entusiasmo para cualquier empresa o trabajo. Hazlo con la Llama Blanca.
Jueves - Verde
Cuando tengas algún órgano "enfermo", o que estés manifestando malestar en cualquier parte del cuerpo, cuando quieras saber la Verdad, o cuando creas que algo o alguien te engaña. Hazlo con la Llama Verde.
Viernes - Oro Rubí
Antes de dormir, cuando estés desvelado, cuando te sientas bravo, violento, perturbado, molesto, especialmente cuando te sientas pobre o corto de dinero. Esta es la Llama de la Proveeduría y de la Paz.
Sábado - Violeta
Ver ejercicio al comienzo.
Más arriba aún, en el Plano Espiritual, si es que tu mente ha llegado a funcionar en Él (Plano Espiritual) exclusivamente, todo lo anterior queda suprimido. Sólo hay que afirmar:
YO SOY EL ALIENTO QUE EQUILIBRA
Y esto pone en movimiento la actividad interior que mantiene lo exterior en perfección. Pero esto es un estado de conciencia muy alto. Si no lo comprendes aún, debes poner en práctica la Respiración Dinámica.
* * * * * *
METAFÍSICA DEL CARNAVAL
Reseña Histórica
El Carnaval tuvo su origen en fiestas milenarias de carácter pagano, como el culto al Buey Apis en Egipto, a Baco en Grecia, en las Lupercales y Saturnales Romanas y las que tenían lugar durante la recolección del Muérdago en Galia. En dichas fiestas, los sacerdotes y las congregaciones sacerdotales portaban máscaras correspondientes a su deidad, que generalmente eran figuras humanas con cabeza de animales diferentes.
Estas celebraciones se hacían en medio de alegres bailes que llegaban al desenfreno. Tales fiestas casi desparecieron a raíz de la cristianización de esas naciones, para reaparecer en la Edad Media antes de la Reforma, especialmente en Italia, aunque con carácter menos licencioso, pero aún más popular y desordenado, precedido por la personificación de Momo, Dios de la Burla y el Sarcasmo, cuyo cetro de bufón era símbolo de la locura; luego se canaliza ese desbordamiento de instintos hacia la expresión artística, hasta culminar en los famosos carnavales de Venecia, Roma, Florencia, Turín, Río de Janeiro, etc.
Es instinto humano sacar a relucir algo que cause admiración en otros, pero a la vez mantenerlo exclusivo. En el modelo original de alta costura, pro ejemplo, el empeño del diseñador es que no le copien su creación, sin embargo no puede lograrlo, porque el objeto es hacerlo famoso. El otro instinto, el de imitación pone a todo el mundo a copiar o a codiciar. El modelo, el artículo o lo que sea, comienza a circular; se "populariza" porque llega al populacho, y finalmente se "vulgariza" porque cunde en el vulgo. Lo que así desmerita, porque ya lo vende hasta el buhonero, se hace repugnante y se desprecia.
En la antigüedad pagana, no había pueblo que no poseyera una imagen de su Divinidad. Egipto con su buey, su gato, su chacal, es un ejemplo burdo. Grecia encarnó a las altas virtudes en seres humanos, y todos acostumbraban ritos, ceremonias y procesiones para divulgar el culto.
La imagen era paseada en procesión por las calles, el pueblo le lanzaba flores y los sacerdotes quemaban incienso y salpicaban a la muchedumbre con agua perfumada, y magnetizada, o sea vendita; y de allí se desprendió el carnaval tradicional, el disfraz, la máscara, el papelillo… y finalmente el agua.
Los metafísicos sabemos que todo pensamiento, todo sentimiento lanza al aire su vibración particular, que esto se acumula, se adhiere, por atracción a otros de su propia frecuencia, formando grandes masas de energía magnética; y que, por la misma ley de atracción, se anexa a todo aquel que esté propenso a idéntica emoción, llegando a aumentarlo hasta el frenesí, el desenfreno, la violencia, etc. Esta es l verdad de que los sicólogos llaman el delirio colectivo.
El Agua, es símbolo de la emoción; y es completamente natural que el populacho inculto y carente de otros medios de expresión, recurra a lo similar en su propio estado de ánimo, lo cual, al mismo tiempo actúa como compensador, ya que enfría o apaga la fogosidad que pudiera traducirse en actos irremediables. He aquí la contestación al a pregunta que se hizo en los afiches: "¿Por qué Carnaval con Agua?" El Populacho no sabe contestarla, ni tampoco algunos de los que la preguntan.
Total, que el rito delicado, ideal, ofrenda de adoración a una imagen amada; el culto reverente y representativo de la más excelsa emoción o del arte exquisito, al lanzarse a la calle, al popularizarse, al vulgarizarse, se convierte en repugnante, sin virtud ni valor alguno… despreciable
Después de todo exceso viene la reacción, el arrepentimiento y el propósito de enmienda simbolizados por la ceniza que coloca el oficiante en la sede del pensamiento: la región frontal. La relación ocurre muy apropiadamente, en la sobriedad del día Miércoles. El Miércoles es el centro de la semana. Representa el balance, el equilibrio. No es tristeza. Es aplomo. Sigue siendo Mercurio, pero en reposo. No es otra cosa que la ley del Ritmo Exteriorizada.
Cada vez que la Tierra da una vuelta, nace otro día. Un día nuevo que trae el resultado de lecciones aprendidas el día anterior. En todo se aprende y se evoluciona. En el Carnaval se aprende el precio de la violencia y el exceso. Ya esta año comenzó el Gobierno a defender al ciudadano tranquilo de los excesos del intranquilo: ¿Por qué Carnaval con Agua? Así hace meditar a los intranquilos, a los ignorantes, a los niños en el espíritu.
Toda basura, todo desperdicio y podredumbre se debe quemar. La ceniza que el oficiante coloca en la frente de una persona, que se supone ser ya reflexiva, representa precisamente ese gesto que hacemos todos cuando tiramos al cesto lo que ya no nos. Aquello va a parar al crematorio de basuras.
El Carnaval, ese Carnaval en que el ser humano ansía transformarse en otro ser diferente a Él mismo, o sea disfrazarse; ocultar su rostro detrás de otro rostro para así desdoblarse y actuar libremente (la máscara); y ese otro en que simplemente se cargan de adornos o mojigangas festivas las personas ingenuas e inocentes, son representativos de frustración, el primero y niñerías el segundo. Los niños deliran con ponerse los trajes de mamá y papá y "jugar de Gente Grande".
Por eso es que la verdadera "Gente Grande" pierde el gusto por el carnaval, la farsa, el disfraz y la máscara.
Los Apóstoles del Maestro Jesús, conocían muy bien el efecto de las vibraciones, sobre todo el de la radiación. No es lo mismo. La radiación es la influencia que ejerce la altísima vibración de la luz sobre la masa de oscuridad. La idea irradia luz. La idea del descarte de todo lo inservible, de lo que nos atrasa y estanca, es el impulso de progreso. La molestia induce a buscar el acomodo, y por lo tanto esa es su parte positiva. La vista de la ceniza, la ceniza misma, cumple ese propósito. Por eso dije que no es triste sino que es el aplomo de Mercurio en reposo. Siempre en Miércoles, llamado "de cenizas", se siente una serenidad llena de promesa. Por más que intenten entristecerlo los que ignoran la Metafísica, no hay tristeza en el ambiente durante la Cuaresma, ni en la "Semana Santa", ni en miércoles de ceniza.
* * * * *
LA PÉRDIDA
ü Sólo lo irreal puede perderse.
ü Aunque perdamos todo, lo real seguirá existiendo.
ü En medio de los escombros, de la devastación y el desastre, hay tesoros ocultos.
ü Cuando busques ente las cenizas, mira bien.
En un mundo de cambio debe haber pérdidas y ganancias. Aunque para el ego las ganancias son buenas y las pérdidas malas, para la naturaleza no hay diferencia. Siempre que hay creación, es preciso que haya destrucción. Si se aboliera la muerte, en el mundo se apiñarían las personas, animales y plantas. El bosque no tardaría en sucumbir bajo su propia fuerza vital, los mares rebosarían de criaturas luchando por espacio y aire, y la delicada hermosura del equilibrio de la naturaleza desaparecería.
El ciclo del nacimiento y la muerte se convierte en asunto de temor y lucha solamente en la medida en que se personaliza. Tras toda una vida de lucha para evitar las pérdidas, para el ego la muerte es la derrota definitiva. Para la mayoría de la gente, la muerte es demasiado abrumadora como para poder enfrentarla; es el tema que entierran en el subconsciente y niegan todos los días de la vida. Otros deciden intelectualizar la negación y convierten a la muerte en un misterio metafísico sobre el cual pueden reflexionar desde una distancia emocional segura.
La muerte es un suceso definitivo, pero antes de ocurrir deja muchas otras pérdidas de menor cuantía. Si nos tomáramos un momento para pensar en ello, veríamos el patrón de pérdida y ganancia que atraviesa toda nuestra vida. Cuando ocurren, las pérdidas parecen dolorosas, y el ego reacciona inevitablemente ante ellas deseando aferrarse. Sin embargo, el paso de la infancia a la adolescencia es una pérdida desde un punto de vista, pero una ganancia desde otro; contraer matrimonio representa la pérdida de la soltería y la ganancia de un compañero. La pérdida y la ganancia son dos caras de la misma cosa. Lo único que produce ganancia absoluta en la vida es la ganancia de la conciencia, que es de lo que se trata esta búsqueda.
¿Alguna vez se te ha ocurrido que no puedes perder nada, porque nunca tuviste nada en realidad? Lo único que has tenido realmente es a ti mismo. Ese yo pude pasar un tiempo en una casa o en un empleo, en presencia de ciertas cosas o con cierta cantidad de dinero, pero con el tiempo todo eso cambia. Entonces, lo único que queda es un recuerdo, una imagen, un concepto. Ninguno de ellos es real; son invenciones de la mente. Los pensamientos son como los invitados; llegan y se van mientras tú permaneces. Piensa en los objetos y en las posesiones de igual manera. Todos van y vienen y sólo tú permaneces.
La vida está llena de adversidades, grandes o pequeñas. El ego se ha echado sobre los hombros la carga de proteger la vida. Nos defiende de la pérdida y el desastre y mantiene a raya el concepto de la muerte durante el mayor tiempo posible. Deberíamos acoger toda pérdida o adversidad por las siguientes razones, las cuales podemos aplicar en nuestra vida: todo lo que existe en la creación está hecho de energía. Una vez creada, cualquier forma de energía debe mantenerse durante cierto tiempo. Después de un período de estabilidad, la fuerza vital desea traer algo nuevo a escena. A fin de hacerlo, es necesario disolver esos patrones viejos y desgastados.
Esta disolución ocurre en nombre de la vida, porque sólo la vida nos rodea. Sin embargo, el ego se aferra a ciertas formas de energía que no desea que se disuelvan jamás. Una suma de dinero, una casa, una relación, un gobierno - a su manera, todas ellas son formas de energía a las cuales tratamos de proteger contra el paso del tiempo. La gente lucha hasta la muerte, como dice el adagio, lo cual significa que está dispuesta a defender algo hasta cuando nos quede otra alternativa que la disolución.
La verdad es que esas luchas son innecesarias. No se puede luchar para que una rosa florezca. No se puede luchar para que un embrión se convierta en bebé, no logra hacerlo con respecto al dinero, las casas, las relaciones y otras cosas a las cuales se apega. Hay que reconocer que las mismas leyes universales lo gobiernan todo en la vida. Después de todo, nuestro ego no tuvo que librara una batalla para traernos a este mundo.
La lucha del ego es una forma de oposición a la vida, porque pretende imponer una vida "artificial". La naturaleza retira las cosas por una buena razón y a su debido tiempo. Si deseas tener flores fuera de temporada, puedes bordar unas que duren para siempre. Sin embargo, ¿quién podría decir que esas flores en realidad están vivas?
Asimismo, cada vez que sentimos la necesidad de controlar y luchar de retener a las personas, al dinero o a las cosas cuando se van, estamos contrariando la fuerza universal que mantiene todo en equilibro. Debemos aprender a confiar para poder renunciar al control. Tu condicionamiento te lleva a desconfiar, porque nosotros los mortales deseamos desesperadamente creer que somos inmunes a los ciclos de la naturaleza. Aunque nuestros cuerpos nacen, envejecen y mueren, soñamos con dejar edificaciones y estatuas inmortales, una reputación y cofres atestados de riquezas. Haz lo que desees, pero si quieres escapar del dolor y de la muerte, primero debes escapar del engaño que te hace creer que estás por encima de la naturaleza.
Cuando logramos comenzar a ver las semillas de la oportunidad en los escombros del desastre, la confianza empieza a crecer. La confianza viene por etapas. Primero debemos ver que las nociones del ego acerca de la pérdida son falsas. El dolor no es la verdad. Es aquello por lo cual pasamos para encontrar la verdad.
En segundo lugar, debemos buscar la otra cara del desastre o la pérdida, la semilla minúscula de lo nuevo que desea nacer. Cuando busques entre las cenizas, mira bien.
En tercer lugar, debemos reemplazar los lamentos y las culpas por el conocimiento sosegado y seguro de que estamos protegidos en el plan de la naturaleza. Lo que sea que hayamos perdido es temporal e irreal - debía marcharse, no porque la naturaleza sea cruel e indiferente, sino porque cada paso que damos hacia lo real es preciosos.
Bajo esta nueva luz comenzaremos a ver que la pérdida y la ganancia son solamente una máscara. Debajo se encuentra la luz constante de lo eterno, la cual brilla a través de todo, tejiendo la unidad a partir del caos.
* * * * *
MEDITACIÓN 25
Duración: 2 semanas
Leer estas meditaciones por lo menos una vez por día.
COLOCO MI PERSONA, MI FAMILIA Y TODOS MIS ASUNTOS EN LAS AMOROSAS MANOS DEL PADRE
El colocarme a mí mismo, mis seres queridos y todos mis asuntos en las amorosas manos del PADRE, trae una gran sensación de paz y alivio a mi alma. No tengo nada que temer, pues el AMOR DE Dios me rodea, envuelve y protege. No tengo que estar ansioso acerca del resultado de ninguna situación porque Dios está presente en ella y en todas las personas envueltas en la misma. Dios es el poder que trabaja para el bien y hace todas las cosas bien.
No me inquieto ni preocupo por mis seres queridos, pues los coloco amorosamente en las manos del PADRE. Confío en SU ESPÍRITU en ellos para que los guíe, para que sea su luz e inspiración, para que les muestre el camino.
No me impaciento porque sé que en el momento correcto y de la manera correcta, vendrán las respuestas. Se me mostrará qué hacer. Coloco mi persona, mis seres queridos y todos mis asuntos en las amorosas manos del PADRE.
DECID CON FRECUENCIA, SINTIÉNDOLO PROFUNDAMENTE
"YO SOY siempre un gigantesco pilar de Llama Violeta Consumidora, de Puro Amor Divino, que trasciende todos los conceptos humanos y derrama constantemente el triunfo y toda la perfección del Padre.
Poderosa presencia YO SOY! Asume el mando absoluto de mi mente, mi cuerpo y mi mundo; aplica tu CRISTALINA LLAMA VIOLETA CONSUMIDORA en mí y consume todos mis errores y defectos pasados y presentes, su causa y efecto, y disuelve todos mis problemas para siempre.
Poderosa Presencia YO SOY! Aplica en mí tu CRISTALINA LLAMA VIOLETA CONSUMIDORA, y consume toda influencia contraria a la paz y al bienestar propio y de todos los que me rodean. Envuélveme en tu Canal de Luz y Energía, como una poderosa muralla contra la cual choquen toda fuerza negativa, destructiva y no benéfica y vuelvan a su punto de origen, transmutadas en Buena voluntad, en Amor y en Bienestar, hacia todo los que alcance en su acción. 

Autora: Alexiis

No hay comentarios:

Publicar un comentario