Este sitio, nacido el 5 de octubre de 2010, pretende ser un espacio que transmita Paz, Luz y Amor. Eres bienvenid@ y espero que percibas toda la buena Energía que intenta irradiar.

Temporizador para meditación

martes, 20 de noviembre de 2012

Curso de Metafísica - Clase 38 - Estoy en el Sendero de la Verdad

Si cumplo religiosamente los siguientes quince puntos:
1) Si siempre busco lo bueno de toda persona, situación o cosa. Cuando ocurre algo extraño, algo que de momento no nos parece favorable, puede que sea por bien, aunque de momento no lo apreciemos así, debemos decir:
BENDIGO EL BIEN QUE SE ENCUENTRA EN ESTA SITUACIÓN, PIDO QUE ME DEMUESTRE SU CARA BUENA, QUIERO VERLA.
2) Si resueltamente doy la espalda al pasado, bueno o malo. Si se piensa en el pasado, con la mente se le hace regresar y puede volver a suceder. Tampoco se debe evocar lo agradable o bueno que haya habido en Él, porque siempre junto a lo bueno hay mezcladas influencias negativas, que vuelven a vivir junto con lo bueno. Hay que vivir en el presente, embelleciéndolo, haciéndolo mejor en todo cuanto de nosotros depende.
3) Si perdono a todo el mundo, sin excepción y me perdono yo mismo, de todo corazón. No se puede perdonar la misma cosa dos veces, basta una, y ya eso quedó borrado. Basta decir: "yo perdono" y cualquier resentimiento que quede dentro de nosotros, ENTREGARLO A NUESTRO Cristo INTERIOR, él se encargará de disolverlo.
4) Si yo veo mi obligación de cada día como cosa sagrada y la cumplo a la cabalidad, gústeme o no. No quiere esto decir que debemos resignarnos a ejecutar de por vida una tarea ingrata, no, ejecutemos lo que tenemos que hacer lo mejor que podamos y sepamos, con alegría, pero con la mirada puesta en algo que nos guste más, lo cual vendrá a nosotros con toda seguridad en un futuro no lejano. La resignación no se recomienda, sino el espíritu de obediencia, de colaboración, de optimismo y dinamismo en cualesquiera cosas que tengamos que realizar.
5) Si tomo las medidas para manifestar un cuerpo sano y para formar un ambiente armonioso a mi alrededor. No debemos tener perjuicio contra nada, todo lo que hizo Dios es bueno, y tiene su utilidad, el asunto es usarlo todo con sabiduría, con moderación, pues el abuso es el que daña, el que rompe la armonía de la salud. Hasta las sustancias venenosas, usadas en la medida justa, son maravillosos medios de curación. Si te gusta la guayaba y piensas que te hace daño, te hará daño. Más si piensas que la hizo Dios y que Dios no hizo nada dañino, comerás la guayaba moderadamente y no te hará mal alguno, sino por el contrario, te proporcionará placer y llevarás a tu cuerpo sustancias vitales necesarias a su sustentación. Si comes una cantidad exagerada de guayabas en el pecado llevarás la penitencia, pescarás una indigestión, no ocasionada por la guayaba en sí sino por tu exageración. No se puede romper el ritmo pues se rompe el equilibrio y al romperse el equilibrio aparece el desajuste, la enfermedad.
6) Si trato de servir a otros moderadamente, sin interferir en su libertad, su Libre Albedrío, sin causarle molestias. Siempre es bueno prestar la ayuda que nos piden con alegría, ofrecerla sólo en casos en que sea muy manifiesta la necesidad. Hay que tener espíritu de cooperación sin absorber a la persona con quien se coopera, o a la que se ayuda, sin empujarla, dejarla que camine sola, pues de otro modo impediríamos su natural desarrollo.
7) Si aprovecho todas las oportunidades de enseñar LA VERDAD sabiamente, sin forzar la voluntad del discípulo. Si ves que no te hace caso o hace burla de tus palabras, cambia el tema, esa alma no está aún preparada, no ha llegado aún al grado de evolución necesario para comprender la VERDAD, hay que dejarlo seguir su ruta. La ETERNA SABIDURÍA se encargará de él y lo enseñará a su tiempo. Cabe aquí una parábola de Amado Nervo:
"Si alguien te pide un vaso de agua ofréceselo delicadamente y coloca un pétalo fragante de rosa encima del agua. Si vez que esa persona toma el pétalo con delicadeza entre sus dedos, lo aspira con fruición y lo guarda celosamente entre las páginas de un libro, dale la rosa entera. Si por el contrario aparta el pétalo groseramente tirándola al suelo por beberse el agua, cuando te vuelva a pedir agua dásela limpia y transparente, pero sin el pétalo".
8) Si evito rígidamente la crítica. Recuerda la Ley de la Correspondencia. Cuando criticas a otra persona o piensas mal de ella, a su vez alguien pensará mal de ti o hablará mal de ti. No se debe usar nunca el YO SOY o EL ES de una manera premeditada. YO SOY es la afirmación de Dios en nosotros. YO SOY gafa, te estás criticando a ti misma, estás afirmando tener una condición que no te favorece, y ya desde ese mismo instante comienzas a poseerla. FULANO ES UN LADRÓN, con esta afirmación lo atas a esa condición de ladrón y lo haces ladrón sin remedio, es mejor decir a FULANO LE GUSTA COGERSE LAS COSAS, no FULANO ES. Y lo mejor es no criticar.
9) Si dedico diariamente por lo menos ¼ de hora a la meditación o a la oración. La oración es la plática con Dios, la meditación es la hora pensada. Ambas te ponen en contacto con tu Creador. Él siempre te está esperando, atento en todo instante al momento en que te diriges a Él, con el corazón puro y la mente puesta en lo Alto. Él te responderá. Puede que la respuesta no sea inmediata, más si callas y esperas, ineludiblemente la respuesta vendrá. Los frutos de la oración son inmensos, la oración es la puerta de la riqueza espiritual y material, sólo hay que saber orar. Es muy conveniente en casos en que se necesita algo con urgencia, hacer una cadena con varios creyentes, ponerse de acuerdo, y a la misma hora exacta, ponerse en oración por la misma necesidad. Los efectos son asombrosos.
10) Si leo por lo menos siete versículos de la Biblia diariamente. Se recomienda especialmente en el Libro de los Salmos (en la Biblia leer con preferencia los Salmos Nro. 23, 37, 46 y 91). Asimismo el Capítulo 3 de ECLESIASTÉS contiene maravillosas enseñanzas. Puedes y debes leerlo cada día repetidamente, pues estas lecturas contienen tan profundas enseñanzas, que cada día hallarás en ellas una nueva VERDAD en la que ayer no reparaste. La Biblia es un libro para leerlo toda la vida.
11) Si decreto y reclamo comprensión espiritual para mí. Debo pedir a la SABIDURÍA DIVINA que dé mi parte de SABIDURÍA, que ilumine mi inteligencia con su LUZ. Ya sabes que tu mente es la Mente Divina, que TODA LA SABIDURÍA DE Dios ESTÁ EN TU MENTE BUSCANDO EXPRESIÓN y tú, con tu actitud, debes abrir la puerta a esta manifestación de la SABIDURÍA DE Dios en ti, sabiendo que nada posees por ti misma, que todo atributo te viene de la fuente inmanente que es Dios, que de su presencia representada por siete colores en forma de halo alrededor del centro que es azul, emanan constantemente, hacia ti todos los dones de la VERDAD; tu labor es ponerte en posición de recibirlos y los recibirás.
12) Si acostumbro a dar a Dios mi primer pensamiento al levantarme, le doy gracias por SU AMOR, y bendigo su nombre.
13) Si digo en VERBO todos los días a favor de la humanidad. El VERBO es l apalabra, si la usas a tu favor y al mismo tiempo a favor de toda la HUMANIDAD, tu aura es amplia, se hace más luminosa, tú avanzas.
14) Si practico la Regla de Oro de Jesús: "Haz con los otros como tú deseas que hagan contigo".
15) Si comprendo que todo lo que veo es sólo una imagen y que todo puede transformarse en bien. Hay un pensamiento metafísico muy bello que dice:
EL MAL NO EXISTE, SÓLO EXISTE AUSENCIA DEL BIEN
Si deseas Demostraciones, y por Demostraciones se entiende todo propósito logrado dentro de las Leyes Metafísicas, pregúntate a fin de cada semana, si has observado a cabalidad estos 15 puntos. Si encuentras que fallas en algunos, no te desanimes, comienza de nuevo. Recuerda la tela de la araña que vuelve a empezar cuantas veces se la rompen, recuerda que en su tránsito hacia el Calvario Cristo cayó varias veces, pero siempre se levantó para continuar la marcha y coronar la cima. Haz tú lo mismo.
* * * * *
OBEDIENCIA A LA LEY
Cuando logramos entender que somos en efecto, Uno en el origen, sabemos que lo que hacemos a otros, al final nos lo hacemos a nosotros. Pero muy pocas veces damos vuelta a esta premisa para comprender que lo que nos hacemos a nosotros, también se lo hacemos a otros. De manera consistente, a través de los años, la auto-tortura ha sido disculpada de una manera u otra. La presente obediencia a la Ley corregiría de inmediato este concepto equivocado.
¿Cuál es la ley? La Ley de la Luz. El supremo poder sobre todas las cosas lo tiene la Luz. No esa luz física que encuentra su opuesto en la oscuridad, sino esa Luz que es origen de todo y va más allá de la dualidad. El origen Primario de la Vida. Honrarla es obedecerla.
Es muy sencillo. Al honrar la luz en uno u otro, se honra la luz en otro y en uno. El saber que no es el Creador sino DEL Creador, que vive y funciona por asociación con esa fuerza, se permite vivir en humildad y sin embargo, con una tremenda responsabilidad: utilizar los poderes y fuerzas sabiamente, honrosamente. Cuando se honra la Luz, no puede evitarse utilizar sus poderes con sabiduría.
Utilizo la palabra "honrar" cuando quiero decir Amor, en su sentido más pleno y activo. El Amor es la acción perfecta, el sentimiento básico de toda la Vida. Es la Fuerza Creativa. El Amor se adhiere a sí mismo, y también se entrega; es al mismo tiempo magnético e irradiante. Toma para sí y crea. Es como el sol: el poder creativo de Todo lo que Es. Es el motor de poder básico. El sentimiento básico perfecto.
Cuando personalizamos el amor, lo contaminamos y procedemos a disecarlo en mil y un pedazos, para crear una realidad donde sentimos que poseemos cosas y gente. Al colorearlo de densidad se convierte en posesión. Como fuerza perfecta es el impulso básico o sentimiento que propale Vida y la defiende. Se convierte en energía, en movimiento: una fuerza que puede ser dirigida.
Obediencia a la Ley significa utilizar correctamente la fuerza del Amor.
Al existir nosotros bajo la influencia de la iniciación planetaria a nivel del corazón, estamos explorando diversas expresiones de la fuerza del Amor y experimentando lo que quizás es el período de mayor emotividad en la historia del planeta.
A través de nuestras represiones y expresiones estamos aprendiendo a manejar, purificar y canalizar el Amor. En lugar de condenarnos por ser emotivos, necesitamos introducir el elemento espiritual y contemplar el fenómeno a la Luz del Amor.
* * * * *
TE REGALO... LO QUE SE TE ANTOJE
Por Conny Méndez
1. Escribe en un papel, y en orden de importancia para ti, todas las cosas que tú deseas y sin temor de pedir demasiado, pues la fuerza que te voy a dar a conocer no sabe de limitación.
2. Lee tu lista al despertarte y antes de dormir.
3. Piensa a menudo en tus deseos. Goza imaginándolos, y siempre que los recuerdes dí: "Gracias Padre que ya has dado la orden de que me sean conferidos".
4. No le cuentes a nadie lo que estás haciendo. Esto es muy importante, porque si lo comentas con alguien, no se materializará. Eso es todo.
(Conny Méndez dedicó esto al maestro el Dr. Emmet Fox)
Sé espléndida contigo mismo. En la primera lista pon cosas sencillas, para que te vayas acostumbrando tú mismo a ver caer maravillas, pues como jamás has hecho esto, no vas a creer que sea posible, y te advierto que esta duda te puede costar el que no veas lo que has pedido. Es natural que te vengan dudas y desconfianza porque la idea es muy nueva para ti. Pero cuando sientas escepticismo, pesimismo, etc., saca tu lista, reléela y da las gracias de nuevo.
El dar las gracias por lo que aún no se ha visto, es la forma más positiva de manifestar la fe.
Ah…, no te pongas a "jurungar" respecto a la manera cómo se te van a dar, porque esto es contraproducente. La Gran Fuerza Espiritual está más allá de tu comprensión humana. A ella no le interesa el exhibicionismo, ni la sorpresa. Sólo cumple con su cometido de darte lo que tú pidas, donde mejor convenga.
* * * * *
EL PODER DEL AMOR
El Poder del Amor es el poder de la pureza. El amor es aquello que disuelve todas las impurezas, dejando sólo lo verdadero y real. Mientras uno teme, no puede amar de verdad, mientras se siente ira, no se puede amar verdaderamente. Mientras se siente el egoísmo del ego, no se puede sentir verdadero amor.
Por impuro que uno sea, el amor le buscará y trabajará en ti hasta que puedas amar.
El amor busca la impureza a fin de deshacerla. No existe una persona sin amor - solamente hay personas que no pueden sentir la fuerza del amor. Invisible y siempre presente, el amor es más que una emoción o un sentimiento; es más que placer o incluso éxtasis. El amor es el aire que respiramos, es la circulación de cada célula. El amor lo impregna todo a partir de su fuente universal. Es el culmen del poder porque, sin necesidad de fuerza, el amor lo atrae todo hacia sí. Incluso en el sufrimiento, el poder del amor continúa su trabajo, lejos de la vista del ego y de la mente. Comparadas con el amor, todas las demás formas de poder son débiles.
¿Es tan poderoso como un rey? El rey recibe su poder de sus súbditos, los cuales se pueden rebelar en cualquier momento y arrebatárselo. El siervo más pobre del país es más rico que el rey, hasta que entregas su poder y se inclina ante Él.
El verdadero poder es interior. Poder ver el mundo a la luz del amor, la cual sólo puede venir de adentro, es vivir sin temor, en una paz imperturbable.
El amor tiene muchos secretos que escapan a al atención de la gente. A fin de recibir amor, primero hay que darlo. Para asegurarnos de que otra persona nos ame incondicionalmente, primero debemos eliminar todas las condiciones. Para aprender a amar a otro, primero debemos amarnos a nosotros mismos. Muchas de estas cosas parecen obvias. Sin embargo, ¿por qué no actuamos de conformidad?
La respuesta es que debemos desenterrar el amor, quitarle todas las capas de ira, temor y egoísmo que lo tapan como si fueran manos de pintura vieja. Para lograr una vida plena de amor, debemos purificar nuestra vida. No existe una forma correcta o incorrecta de aproximarnos al amor. Una persona que busca desesperadamente el amor se parece al pez que busca desesperadamente el agua. La vida puede parecer muy carente de amor, pero es sólo el ojo de quien percibe, no el mundo "allá afuera", el que priva a una persona del amor.
El primer paso para lograr el amor como un aspecto completo, inalterable de la vida, consiste en redefinir aquello que llamamos amor en este momento. La mayoría de nosotros pensamos que el amor es una atracción hacia otra persona, una fuerza cálida que nos hace sentir importantes para otro, un placer y un deleite, o un sentimiento y emoción muy poderosa. Aunque el amor está presente en todas estas definiciones, en el mejor de los casos éstas son parciales.
El amor, como normalmente se define, está condenado a desvanecerse y perecer. Lo que se llama amor va y viene. Pasa de un objeto de deseo a otro. Se convierte prontamente en odio si el deseo no se cumple. El verdadero amor no puede cambiar, no tiene nada que ver con un objeto y no puede transformarse en otra emoción, puesto que, para comenzar, no es una emoción.
Si secaríamos todos los tipos falsos o superficiales de amor, ¿qué nos queda? Podemos vislumbrar la respuesta cuando comenzamos a aceptarnos a nosotros mismos. Puesto que es una fuera interior, el amor se percibe primero adentro, dirigido hacia nosotros mismos. Los mortales viven ansiosos, inquietos y angustiados con el amor. Si no pueden poseer al objeto de su amor, sienten que van a morir. Pero el amor no puede producir inquietud, no el verdadero amor, porque éste nunca busca salir. El ser amado más deseado es una extensión de ti mismo. El amor que piensas obtener de otra persona saca a flote una limitación de tu propia conciencia. Todas las formas de amor provienen del yo.
Esto puede parecer en extremo egoísta, pero entonces confundimos el yo con el ego, cuando en realidad el yo es espíritu. El egoísmo viene del ego, el cual siempre desea poseer, controlar y dominar. Cuando el ego dice: "TE amo porque eres mío", está haciendo un planteamiento de dominio y posesión, no de amor. Quien han aprendido a amar realmente, se han desecho primero del egoísmo. Sólo entonces comienza una experiencia completamente diferente.
Un día, verás una pequeña luz en tu corazón. Al principio será apenas una chispa, después la llama de una vela y finalmente una hoguera gigantesca. Entonces despertarás y la llama devorará al Sol, a lo Luna y a las Estrellas. En ese momento no habrá otra cosa que amor en el cosmos, aunque todo estará aún dentro de tu propio corazón.
Para llegar a esto tenemos que dejar el ego de lado, proceso que se cumple por etapas. Son muchas las capas de aislamiento, temor, costumbre, egoísmo e ira que nos impiden experimentar el amor tal y como se describe anteriormente.
La mente puede ser la primera en asumir el liderazgo para aprender a entrar en contacto con la fuerza universal del amor. La mente puede adoptar un nuevo punto de vista, y entonces podemos proceder a reeducar las emociones.
¿Cuál es la base del nuevo punto de vista de la mente? Sencillamente que la fuerza del amor está presente en todas partes, y que podemos estar seguros de que traerá orden y paz a nuestra vida.
Ensaya el gigantesco ejercicio: Salí en la noche y contempla el firmamento sembrado de estrellas. Durante siglos, la humanidad ha visto esa escena y ha contemplado su increíble estructura y belleza. Es un ejemplo perfecto del orden de la naturaleza - mirando el cielo en la noche podemos apreciar el paso del tiempo a través de miles y millones de años, el cual ha nutrido cada pequeño paso de la vida del universo, desde la organización del primer átomo de hidrógeno hasta la formación de las estrellas y el advenimiento del ADN. Ni siquiera un hilo se ha perdido durante ese enorme intervalo de tiempo; cada trozo de información y energía ha evolucionado de manera tal que ha hecho posible que tú, el observador, puedas asomarte a un cosmos que es el cuadro vivo de todo tu pasado.
Las fuerzas del universo son inmensas, infinitamente más grandes de lo que la mente puede comprender y, no obstante, el proceso que dio lugar a los átomos de hidrógeno, las estrellas y el ADN fue extremadamente delicado. Las cosas habrían podido tomar un rumbo muy diferente - de hecho, infinidad de rumbos - y el resultado no hubiera sido lo que reconocemos como nosotros mismos. Los elementos que permiten que este acto de equilibrio suceda son la organización y la inteligencia. El orden no puede brotar simplemente del azar; es innato en la creación. Así, las fuerzas titánicas que giran en el cosmos no están en pugna recíproca; pueden existir y evolucionar como parte de la tendencia de la naturaleza a crecer.
Ahora tomemos todas estas cualidades juntas: orden, equilibrio, evolución e inteligencia. Lo que tenemos es una descripción del amor. No el ideal popular, sino el amor que es la fuerza que sostiene la vida y la nutre. Es ahí cuando la mente comienza a darse cuenta de que la fuerza del amor es real.
En la vida moderna nos hemos acostumbrado al azar, la noción de que la vida es precaria y se encuentra amenazada a cada instante. Pero la historia de la vida nos demuestra que ha sobrevivido durante miles de millones de años; de hecho, parecer crear las condiciones para su propia supervivencia por medio de una inteligencia profunda jamás amenazada. Por hostiles que sean las condiciones, la vida es inextinguible.
Podemos aplicar este conocimiento a nuestra propia vida. Imaginemos el puro comienzo de ella, cuando en contra de millones de obstáculos, un solo espermatozoide logró fecundar un óvulo en el útero de nuestra madre. Toda nuestra identidad actual se forjó a partir de ese acto. Las probabilidades contrarias a ese suceso único lo hacen parecer casi imposible, pero sucedió sin esfuerzo alguno. Asimismo, el ambiente ha lanzado contra nosotros millones de ataques, desde contaminación, radiación y mutaciones aleatorias a nivel celular; cualquiera de esos ataques pudo haber acabado con nuestra probabilidad de sobrevivir en cualquier momento, desde la concepción hasta ahora. Sin embargo, la inteligencia y el poder organizador presentes dentro de nosotros han superado esos obstáculos sin esfuerzo, a pesar de que la mente consciente piensa que es necesario sostener una lucha para mantener la vida. En realidad, la mente consciente no podría prever o planea la forma de concebir, mantener o defender a la vida de tan grandes peligros.
Ahora, si es posible que estos actos sucedan con tanta facilidad a nivel inconsciente y celular, ¿por qué no podría pasar lo mismo en el plano consciente? ¿Puedes verte vos misma montada sobre la cresta de la ola de la vida? De hecho, eso es lo que haces en este preciso momento. Tus impulsos personales para pensar, actuar y sentir son como la cresta de una ola que cae constantemente hacia el futuro y, no obstante, se renueva permanentemente desde abajo - la fuerza del amor que mantiene constantemente la vida es como la marejada del océano que renueva cada ola.
Al reconocer esto damos el primer paso hacia la confianza. Si fuerzas titánicas como la gravedad y las gigantescas energías que dan luz a las estrellas pueden coexistir sin destruirse entre sí, entonces es posible mantener nuestra propia vida. El temor y la duda nos dicen lo contrario, nuestra arraigada creencia en la lucha se basa en la noción de que, si no lucháramos por sobrevivir, seríamos aplastados por la indiferencia aleatoria de la naturaleza.
Sin embargo, se nos abre un camino diferente, invitándonos a entrar en un mundo donde el temor, la violencia y la destrucción son reflejo de nuestras propias creencias erróneas. A la luz de la confianza, a medida que ésta se desarrolle lentamente con el tiempo, reconoceremos que somos hijos privilegiados del universo, que estamos completamente a salvo y totalmente respaldados, y que somos plenamente amados.
El Sendero del Mago
Deepak Chopra
* * * * *
MEDITACIÓN 24
Duración: 1 semana
POR LA MAÑANA
YO SOY LA INTELIGENCIA QUE GUÍA EN ESTE SER.
YO SOY LA LUZ QUE BRILLA EN LAS TINIEBLAS DE LA MENTE.
YO SOY LA ÚNICA INTELIGENCIA ACTUANDO EN TODO SER.
YO SOY CLARIDAD MENTAL.
POR LA TARDE
YO SOY INTUICIÓN PERFECTA.
YO SOY LA IRRADIACIÓN DIVINA QUE ALEJA TODO PENSAMIENTO INARMÓNICO.
YO SOY LA INSPIRACIÓN QUE GOBIERNA EN ESTE SER.
YO SOY LA INTELIGENCIA ACTIVA EN ESTE CEREBRO.
POR LA NOCHE
YO SOY LA ILUMINACIÓN DE LA MENTE Y LA IMAGINACIÓN.
YO SOY LA ILUMINACIÓN SENTIDA PRO TODO YO Y MENTE.
YO SOY LA FE Y LA CERTEZA QUE MATA TODA DUDA.
YO SOY LA PRESENCIA DE LA MENTE UNIVERSAL EN LA MENTE INDIVIDUAL.

Autora: Alexiis

No hay comentarios:

Publicar un comentario