Este sitio, nacido el 5 de octubre de 2010, pretende ser un espacio que transmita Paz, Luz y Amor. Eres bienvenid@ y espero que percibas toda la buena Energía que intenta irradiar.

Temporizador para meditación

jueves, 15 de septiembre de 2011

Curso de Metafísica - Clase 27 - Gaia: nuestra "MADRE TIERRA" .

A menudo se hace referencia al planeta como a la Madre Tierra, sin embargo, nos estamos viendo forzados a darnos cuenta de que hemos creado el actual desequilibrio debido a nuestra falta de preocupación en cuanto a la contaminación de los recursos de nuestro planeta. Pareciera ser que, en proporción directa a nuestro desprecio y a la supresión que hemos hecho de lo femenino o cualidad del corazón, a favor de lo masculino o aspecto de la cabeza, tanto en hombres como en mujeres, hemos descuidado también reverenciar a la Tierra, nuestra Gran Madre Cósmica.
Ahora que las mujeres están comenzando a exigir el respeto y la aceptación legítima merecidos como principales portadoras de la función de crianza y formación, se nos está haciendo tomar conciencia a todos de que esta Tierra, sobre la que vivimos, también necesita desesperadamente de nuestra ayuda y cuidado, si ha de seguir sosteniendo la vida. No se puede continuar dando por sentada su permanencia o seguir ignorándola, como tampoco puede seguir siendo rechazada la cualidad de feminidad en ninguna de sus múltiples formas.
Estamos siendo forzados a rectificar el hecho de remediar esta drástica situación solamente en el nivel físico concreto, como los grupos ecologistas de reciente formación están intentando que haga la gente. Desde el momento en que todo lo tangible y visible en el mundo es resultado del pensamiento, que es invisible, deberá haber un pensamiento o una idea antes de que algo pueda hacerse manifiesto.
Los focos de formas-pensamientos negativas son como células cancerosas en el cuerpo de la Tierra, invisibles, pero haciéndose más claras a media que se incrementan. Por lo tanto, la limpieza de la Tierra tiene que llevarse a cabo, simultáneamente, en el nivel sutil de las formas-pensamiento y en el material denso, para que la tierra pueda ser sanada. De lo contrario, todos los esfuerzos para salvar nuestro planeta habrán sido en vano, porque las formas-pensamiento negativas continuarán incólumes ejerciendo su influencia sobre la gente y causando el resurgimiento de los mismos problemas para los cuales se busca ahora una solución tan desesperadamente.
Todos somos responsables de haber saturado el éter con pensamientos y sentimientos negativos que, a lo largo de los siglos, han llegado a producir los arquetipos negativos que son tan fuertes ahora, como para controlar a aquellos de nosotros que han contribuido a su formación de modo que esto ha desembocado en un circulo vicioso.
Otro de los factores que más contribuye al crecimiento de los arquetipos negativos es la violencia concentrada, el crimen y las desbocadas emociones negativas mostradas como entretenimiento en la televisión y los cines, en revistas, libros, periódicos y otras formas de comunicación. Son literalmente masas humanas las que ingieren diariamente, a través de sus ojos y oídos, un tremendo volumen de negatividad que actúa de manera muy similar a ciertos alimentos que, cuando entran al cuerpo, lo envenenan o le causan diversas enfermedades.
Sai Baba dice que alimento es todo lo que una persona absorbe a través de cualquiera de los cinco órganos sensoriales.
Si nos permitimos absorber cantidades excesivas de negatividad de cualquier clase, estaremos invitando deliberadamente a ser controlados por los arquetipos negativos.
Si esperamos lograr un mundo más pacífico, con gente más feliz habitándolo, debemos hacer un esfuerzo mancomunado para concentrar nuestros pensamientos en ideas, imágenes y sentimientos más alegres, pacíficos, amorosos, considerados y compasivos. Busquemos alimentar los arquetipos positivos en lugar de seguir haciéndolo con los negativos; esto podría constituir una salida para el cual atolladero. Representa un desafío para cada uno de nosotros.
La causa raíz de todas las formas-pensamientos negativos generadas por la gente y que eventualmente llegan a dominarla, responde a una alarmante carencia de Amor en nuestras vidas. Esta situación es tan desesperadamente dolorosa y aterradora, que muchas personas le vuelven la espalda, acuciadas por la angustia de enfrentarla, y buscan, a cambio, cualquier medio de escape al tormento de la despreciable soledad y de la tortura de la falta de Amor.
Con nuestras limitadas fuerzas, no podemos cambiar la crítica situación que enfrenta el mundo. Los poderosos arquetipos negativos que la están causando requieren de otros arquetipos positivos igualmente poderosos para neutralizarlos.
Sin embargo, puesto que todos somos uno solo a nivel del YO Superior, cuando nos sintonizamos con Él y le pedimos que nos ayude, quedamos automáticamente conectados a su vasta red de energía y todos los arquetipos positivos contenidos en Él, que puede producir un fortísimo impacto positivo.
De modo que, comencemos cada día pidiendo a nuestro Yo Superior que:
Piense a través de nosotros,
Sienta a través de nosotros,
Hable a través de nosotros,
Actúe a través de nosotros y,
Por sobre todo lo demás,
Ame a través de nosotros
De esta manera estaremos colaborando para destruir el espantoso arsenal de municiones compuesto por las formas-pensamiento negativas de multitudes de personas, acumuladas a lo largo de innumerables siglos, las que, al igual que una bomba de hidrógeno, podrían eliminarnos fácilmente, como también al mundo en que vivimos.
A todos se nos ha dado el don del Libre Albedrío. Esto significa que somos libres para elegir. De modo que depende de cada uno de nosotros decidir qué es lo que elegimos hacer: colaborar con el desastre que nos amenaza o ayudar a evitarlo.
Esperamos sinceramente que el Amor retorne al mundo sanando a la Tierra, tanto como a nosotros mismos.
* * * * *
LA SOCIEDAD TERRESTRE
Los estudios sociológicos que hemos venido realizando sobre la evolución social del Planeta Tierra, durante los últimos 4.000 años, indican que las pautas de conducta y las motivaciones son muy parecidas. Aunque siempre teniendo en cuenta los diferentes estratos étnicos, culturales y religiosos.
El hombre de la Tierra se debate entre períodos de paz y períodos de guerra, siendo los primeros algo así como respiros para seguir luchado.
A grandes rasgos, se puede decir que la historia del hombre la marcan dos conceptos: LAS GUERRAS Y LAS RELIGIONES.
Si cogéis un libro de historia de cualquier país, veréis que los hitos de su trayectoria los marcan las grandes batallas, los reyes guerreros y, entre ellos, los movimientos religiosos o filosóficos, a veces los segundos provocaban los primeros, como las cruzadas o, más actualmente, la revolución islámica.
Hasta la edad moderna de la actual generación, la religión era la causa y motor de la sociedad. Las guerras y la economía estaban dirigidas por intereses de los religiosos, bajo el manto de la santidad palpitaban corazones ansiosos de poder.
El ovillo de lana tiene dos cabos, lo que ocurre en la tierra es que el suministro de información se ha convertido en un ovillo. Si probáis a coger los dos cabos con las manos y tiráis para hacer una línea recta, veréis como se enmaraña aún más.
Es necesario tirar del cabo vuelta a vuelta, no de tirón.
Cuando el planeta Tierra albergó vida 4.3 por primera vez, se les indicó cuál era el camino a seguir, donde estaba el origen y donde el final. Además se les dijo que desenrollaran el ovillo vuelta a vuelta.
El deseo de poder hizo que alguien tirase de ambos cabos al mismo tiempo. Cada pueblo que llegaba al planeta recibía su ovillo y algunos conservaron la clave para andar bien el camino.
Nos era el hombre dado a un pueblo que contaba con varias aportaciones de razas y culturas. Sem, Cam y Jafet fueron tres de las tendencias principales. Los Semitas eran lo que luego formaron Israel y la zona de Palestina, Judea y Galilea.
Cam englobaba hombres de origen semita pero mezclados con negros que se dispersaron por África desde el Ecuador hacia el Sur, donde perdieron identidad de pueblo al formar tribus independientes.
Los de Jafet se dirigieron hacia el norte, hacia Europa meridional, donde fueron absorbidos y desaparecieron con el auge de las culturas romana y griega.
Noe era un pueblo Uranita, pero no Atlante, que se asentaron en lo que hoy es Iraq.
Es posteriormente a la invasión de los bárbaros en Roma, cuando la civilización mundial sufre un cambio. La información deja de ser abierta para convertirse en cerrada, porque es entonces cuando Roma pierde su hegemonía y la lucha por el poder en los diferentes territorios ocupados da preponderancia a la religión, y sus dirigentes controla la información tirando de los dos cabos del ovillo.
La caída del Imperio Romano fue un momento clave que representó la ruptura y la desviación. Hasta esa época, el contacto entre seres de evolución superior y hombres de la Tierra se había mantenido esporádicamente pero, a partir de entonces, un cambio muy importante se operó en los esquemas mentales: el hombre 4.3 se creyó el centro de un universo que giraba en torno a Él ¿Cómo iba a pedir entonces referencias?
En esos momentos se intentó variar el curso de la historia dándole un contenido humanista y cultural, pero enseguida los mercenarios romanos buscaron la gloria y el poder a través del sometimiento cruento de los países limítrofes.
Otro intento de reconducirla fue en los años de la Revolución Francesa, pero enseguida los generales franceses hicieron lo mismo que antes habían hecho los romanos. Hoy día se ha cambiado la gloria personal por la de países enteros. El llamado orgullo nacional hace que, por razones no muy claras, se llegue al Genocidio, como ocurre actualmente en los Balcanes (1993)
Hace más de 4.000 años, las peleas eran eso, peleas, ni siquiera podían llamarse guerrillas, porque normalmente los conflictos se solucionaban enfrentándose el más fuerte de cada grupo, porque se tenía mucho respeto a la vida.
Las tradiciones legadas por los antepasados daban mucha importancia a la vida humana. Sabían que para que el hombre prosperara en el planeta no podía aniquilarse a sí mismo.
Sin embargo, el concepto raza caló pronto entre aquellos que tenían más tecnología (egipcios y chinos fundamentalmente) porque tenían información atlante y lemur respectivamente.
Así pensaban que si el hombre debía prosperar sobre la tierra lo lógico, según su criterio, es que fueran los mejores, de ahí surgieron las dinastías faraónicas y las dinastías mandarinas.
La prueba, a superar por todos, a partir de la caída del Imperio Romano, para abrir la puerta de contacto con las referencias superiores, es separar la paja del trigo en las enseñanzas religiosas o en las escuelas esotéricas. Pistas hay muchas pero nadie podía andar el camino por otro y el hombre de la Tierra tiene que cubrir esa etapa. Tiene que alcanzar su madurez a través de su propia existencia, reencontrando el camino que un día había tenido claro.
No obstante, a lo largo de la generación ha habido hombres que han sabido crear relaciones armónicas con su entorno y traspasar la barrera de la paja y el trigo, encontrando los objetivos perdidos de la generación. A ellos se deben los avances positivos, que también los ha habido.
Hombres como Newton, Galileo, Edison, Einstein, etc., han descubierto las puertas que les comunicaban con otras civilizaciones. Encontraron sus limitaciones y abrieron la mente a otra información más armónica y más útil y, a pesar de estar sometidos a manipulaciones, supieron hacer girar el mundo adelantándose años luz a los demás.
Sin embargo, la influencia de esos hombres había sido controlad por los estamentos de poder, y la utilización de sus descubrimientos, en buena parte de los casos, se había monopolizado o dirigido a otros fines que estaban muy lejos de la mente que los generó.
No obstante, una cosa era cierta y había que creer en ella: en el hombre estaban las respuestas y también en Él estaba la fuerza suficiente para cambiar y modificarse a sí mismo y a su entorno. Había que recuperar la confianza perdida en las potencialidades del ser humano. El resto en esta época era especialmente difícil: había tantos condicionantes, tantos hábitos, la verdad estaba recubierta de tantas capas como una cebolla. ¿Cómo se podía llegar al núcleo?, ¿Cómo estar seguro de que el camino elegido era el correcto? ¿Cómo saber si la voz de la conciencia llegaba clara o era productos de nuestros propios filtros?
No es tan difícil. Sólo habéis de mantener la intención de buscar y replantearos los conceptos que se han tenido durante mucho tiempo como inamovibles. Cambiar la mentalidad para trabajar en equipo con los que os rodean en pro de una vida más coherente y con una actitud de responsabilidad hacia uno mismo, los demás y el entorno,
Con esa disposición en un buen número de terrestres la polaridad del planeta cambiaría y los hechos dramáticos que se avecinan tendrían un resultado muy diferente. Daos cuenta que cambiar el mundo sería una tarea de titanes, pero sí podéis cambiaros a vosotros mismos, y después vuestro entorno, ampliando cada vez más el círculo de influencia. Si eso fuera posible en muchos pequeños núcleos, la transformación repercutiría a nivel planetario.
A lo largo de la historia el hombre no siempre ha sabido identificar las oportunidades que se le han presentado para cambiar el rumbo de la historia.
Normalmente, cuando interiormente sentía la llamada de un cambio de estructuras sociales lo traducía en forma de conflictos bélicos aprovechando excusas religiosas o económicas.
Actualmente, el hombre siente de nuevo la sensación del cambio y, en muchos lugares del planeta, se está traduciendo en conflictos bélicos aprovechando excusas religiosas o económicas.
Actualmente, el hombre siente de nuevo la sensación del cambio y, en muchos lugares del planeta, se está traduciendo en conflictos bélicos. Pero hay un cambio significativo, ya no son los grandes ni los medianos los que generan los conflictos, son los pequeños y además muy distantes entre sí.
Ante los cambios, siempre se producen reacciones a favor y en contra. Las energías que emana la estrella Alción están incidiendo cada día más y de forma más evidente en todos los seres que pueblan el planeta. Esta energía está poniendo claridad donde había oscuridad (descubrimiento de corrupciones políticas) y en ocasiones, los que no soportan la luz se rebelan, como los neonazis alemanes.
Los años venideros serán muy movidos políticamente hablando, sobre todo porque no habrá apenas políticos creíbles.
Puedo haceros algunas extrapolaciones sociopolíticas para los próximos quince años.
Las expectativas son poco halagüeñas para el cambio de era sin dolor.
El fundamentalismo islámico se adueñará de Irán, Irak, Afganistán, Yemen, Egipto, Libia, Siria, Jordania y puede que algún país más como Líbano y Pakistán.
La excusa será Israel, que siempre será una imposición occidental.
Habrá países islámicos que, sin embargo, no se unirán a este bloque como son los Magrebies, excepto Libia, aunque poco a poco pueden ir cayendo en función de la debilidad de sus socios occidentales.
La promesa del paraíso de Alá en la tierra será para un mundo culturalmente pobre y por tanto fácilmente manipulable, la espoleta para que un bloque se enfrente a otro bloque.
Japón y otros países asiáticos se unirán a occidente, lo mismo que los países sudamericanos, que ven en "Papá Occidente" la única vía de supervivencia.
Luego, quedan multitud de países que serán integrados, por uno u otro bloque, en función de los respectivos avances geográficos y, por último, quedan los indios y los chinos, enemigos tradicionales, pero se mantendrán bastante al margen, a la espera de los acontecimientos, lo mismo que las aves carroñeras.
Los indicadores sociológicos dicen que el tercer mundo asiático despertará de su letargo y tratará de hacerse oír, no en vano son casi las tres cuartas partes de la población mundial.
Tengan en cuenta que es un continente donde se han mantenido conceptos de relación basados en el humanismo, frente a Europa y América donde han primado las relaciones económicas.
Observad el índice de crecimiento demográfico en occidente y veréis que la media ronda escasamente el 1%, mientras que en oriente está en torno al 3,5%, lo que significa que el futuro de los sobrevivientes y sobreviven los que son más.
El papel de occidente en el próximo milenio es el de guardián del conocimiento científico, base ineludible para el desarrollo del ser humano que quiere integrarse en 4.4 pero, a su vez, tendrá que ir incorporando paulatinamente el concepto Nueva Era a su ciencia, para que ésta sea realmente útil.
En fin, que estas extrapolaciones están basadas en corrientes geopolíticas y económicas que se están fraguando y que, al final, serán las que decanten un solo gobierno y una nueva tierra, pero antes morirá mucha gente.
Hay alternativas, no obstante, nada e blanco o negro totalmente.
Existe la posibilidad de que surja un líder carismático que una al planeta, alguien como una visión de nueva generación que está apoyado por la masa silenciosa, al frente de la cual estén los grupos o movimientos que hoy están más o menos en la sombra y que dejen oír su voz de conciencia unificadora planetaria.
Este ser existe ya, es un hombre con genética 4.4. No es Jesús que vuelve, como esperan los católicos fanáticos, sino un ser aparentemente normal que puede transformar los cánones sociales establecidos y que contará con el apoyo de la Hermandad Blanca. Él puede devolver a la Tierra la cordura necesaria para estar donde le corresponde, es decir, dentro de la gran familia de mundos habitados de esta galaxia, que les está esperando desde hace mucho tiempo.
Después de analizar el presente y los últimos cambios sociales, nos dábamos cuenta que, a pesar de que las cosas parecían cambiar, que se daban pasos hacia adelante, a los pocos meses se comprobaba que se sufría un nuevo retroceso. Se desplomaba el muro de Berlín y poco después teníamos a la Europa del Este hambrienta, desorientada, dividida en mil pedazos con reivindicaciones separatistas. Todo parecía apuntar a que el hombre necesitara de una gran catarsis que le haga mover sus estructuras mentales. Nuevamente la elección era la evolución por dolor.
Los brotes de xenofobia que salpicaban las páginas de los periódicos en esos días nos hacían plantearnos continuamente nuestra realidad presente. ¿Habría una fisura tan grande entre Oriente y Occidente
Los acontecimientos que se sucederán son producto de una estrategia errónea en Occidente.
Así, el descenso del índice de natalidad y simultáneamente de fallecimientos por una política de bienestar material, ha llevado durante los últimos decenios a admitir mano de obra barata procedente de países subdesarrollados, pero con alto índice de natalidad, y aunque también de fallecimientos, al llegar a países rico, este último ha descendido, no así el primero, por lo que se puede extrapolar que en 50 años la población Occidental estaría dividida al 50% entre occidentales y emigrantes.
¿Por qué sucede esto? ¿Por qué es causa de conflicto que unos seres humanos vivan en otro país distinto al que nacieron?
Pues, porque los ricos quieren seguir siéndolo y los pobres quieren ser ricos, no menos pobres, sino ricos.
Por otra parte está la xenofobia que esgrimen los musulmanes, que están como hace cinco siglos, reivindicando cosas que los hombres que han evolucionado ya no admiten.
Así pues, no es sólo que los occidentales estén empezando a sufrir por hedonismo y egoísmo, sino que los propios emigrantes quieren imponer la ley del Islam y, por ahí puede surgir la chispa que haga explotar el polvorín.
¿Y qué hay del gran cataclismo vaticinado por tanta gente sobre el final de la generación?
Muchos especulan con un posible cataclismo, pero eso es sólo un argumento para asustar con el fin de milenio, como ocurrió en el año 1000
En realidad, el cataclismo será personal, por cuanto los valores sobre los que se asienta la sociedad en que vivís se trastocarán, sean éstos económicos, religiosos o políticos.
Esperamos que la Nueva Era sea por fin la última que repitáis como hombres que tienen tantas limitaciones mentales.
Vuestra escala de valores está alterada, situáis las cosas pos encima de las personas.
Tenéis vuestro mundo dividido en cuatro partes: Occidente, Oriente, Norte y Sur y curiosamente cada uno tiene escala de valores distintas.
En Occidente los centros vitales se sitúan entre el corazón y el cerebro y generalmente puede el cerebro.
En el Sur se sitúan entre el estómago y el corazón y puede el estómago.
En Oriente se sitúan entre el estómago y el sexo y puede el sexo.
En fin, que la escala de valores está condicionada por estos parámetros.
Cuando el ser humano de la Tierra sea capaz de alinear correctamente estos puntos, podrá decir que ha conseguido armonizar su sociedad, porque habrá entendido lo que pasa por la mente, el corazón, el estómago y el sexo, por lo que sus procesos mentales, sea cual sea el lugar donde hayan nacido, serán similares; por tanto habrá un solo gobierno, una sola filosofía y un solo sistema económico que estarán al servicio del hombre y no al revés, como ocurre ahora.
* * * * *
YO SOY LUZ
YO SOY Luz, candente Luz,
Radiante Luz, Luz intensificada.
Dios consume mis tinieblas,
Transmutándolas en Luz.
Hoy día YO SOY un foco del Sol Central.
A través de mí fluye un río cristalino,
Una fuente viviente de Luz
Que nunca puede se cualificada
Por pensamientos y sentimientos humanos.
YO SOY una avanzada de lo Divino.
Las tinieblas que me han usado son
Consumidas pro el poderoso río de Luz
Que YO SOY
YO SOY, YO SOY, YO SOY Luz;
Yo vivo, yo vivo, yo vivo en la Luz;
YO SOY la máxima dimensión de la Luz.
YO SOY la más pura intención de la Luz.
YO SOY Luz, Luz, Luz
Inundando el mundo dondequiera que vaya,
Bendiciendo, fortaleciendo y comunicando
El propósito del Reino de los Cielos.

Autora: Alexiis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario