Este sitio, nacido el 5 de octubre de 2010, pretende ser un espacio que transmita Paz, Luz y Amor. Eres bienvenid@ y espero que percibas toda la buena Energía que intenta irradiar.

Temporizador para meditación

jueves, 11 de agosto de 2011

Líneas Hartmann y las Curry como afectan

El Dr. Ernst Hartmann en 1951 midió por primera vez la resistencia eléctrica de diversas personas en diversos lugares.Sus investigaciones le llevaron a descubrir una red constituida por bandas de unos 21 cms. de ancho y separadas por 2,50 m. en sentido N-S (polaridad negativa “-“) y de 2 m.  en sentido E-O (polaridad positiva “+”). Esta red creaba una radiación que se extendía sobre toda la tierra, que denominó Red Global de Radiación. Hoy en día, es lo que llamamos Líneas Hartmann o Líneas H; estas radiaciones son rectilíneas, por lo que no pueden ser debidas a distintas influencias telúricas, como la composición del suelo o la presencia en el subsuelo de fallas o corrientes de agua subterráneas, que son siempre sinuosas y surcan la corteza terrestre siguiendo un recorrido variable, en función de los accidentes del suelo. Los cruces Hartmann. Son las intersecciones de las líneas de fuerza de la red, que forman cuadros de 21 cm de lado, donde la energía es más intensa, se hace notoria y perjudicial.
Los geobiólogos calificamos estos cruces Hartmann de puntos geopatógenos. Consideramos que cuando influyen prolongadamente sobre un organismo, ya sea vegetal, animal o humano, pueden favorecer la aparición o evolución de enfermedades.Un cáncer o una depresión nerviosa profunda no se generan sentándose un par de horas en un lugar así; a veces deben pasar varios meses o años, para que se manifiesten trastornos, enfermedades crónicas o afecciones agudas.
Eso se produce principalmente cuando el punto geopatógeno corresponde al emplazamiento de una cama o de un puesto fijo, de un trabajo.

En un cruce de líneas Hartmann, sobre una zona geopatógena debida, por ejemplo, al paso de corrientes de agua subterránea que se cruzan, se observan alteraciones en la emisión de radiación gamma e infrarroja.

Estas radiaciones de alta frecuencia se vuelven muy agresivas para el ser humano, cuando se dan también perturbaciones meteorológicas, produciendo grandes variaciones de las constantes vitales del individuo, que se traducen en excitación e irritación continua de sus células nerviosas.

Los sistemas electrónicos empleados en el laboratorio para su detección, como los georritmogramas, medición de radiación, receptores de onda corta adaptados, etc., no son de fácil aplicación y su uso, aparte de su complejidad, requiere muchas horas de trabajo. Con el empleo adecuado de unas varillas o péndulo, permite una detección clara y precisa de la red en pocos minutos.

A través de los años se han descubierto otras redes de energía sutil, que no han sido investigadas con detalle, salvo las líneas Curry.

El Dr. Curry  juntamente con el ingeniero S. Wittmann y un equipo de colaboradores, detectó en Alemania en los años de la posguerra, una red en sentido oblicuo a los puntos cardinales, esta retícula magnética orientada NE-SO y NO-SE aproximadamente, de mayor tamaño que la red Hartmann, orientada diagonalmente con respecto a ésta.

La separación entre las líneas Curry de orientación Noreste-Suroeste oscila cerca de los 8 metros; y entre las líneas Sureste-Noroeste es de 6 metros. El grosor aproximado es de 40 cm.

Algunos especialistas sostienen la hipótesis de que esta red se forma como consecuencia del efecto dínamo dipolar y  toroidal, que se establece por la rotación constante del planeta Tierra y la generación de fuertes campos energéticos debidos a la fricción y resistencia entre la corteza terrestre y el núcleo o magma del planeta.

Es de “menor intensidad radiestésica” que la retícula Hartmann a la hora de ser prospectada, pero es mucho más dañina que esta.

Las frecuencias de la red Curry son extremadamente sutiles, siendo por ello que una gran mayoría de prospectores, domoterapeutas y expertos en geobiología tengan problemas en su correcta captación. Estas zonas con geopatías son lugares donde la emisión de las radiaciones electromagnéticas que emanan de la tierra o del entorno pueden afectar a la salud física o psíquica de las personas, también afectan a los animales y plantas.
Las radiaciones que podemos encontrar en un punto geopático, pertenecen todas al espectro no visibles de la luz, rayos cósmicos, rayos gamma, rayos X, rayos infrarrojos, rayos ultravioletas y partículas Alfa y Beta, estas radiaciones crean en su vertical una gran cantidad de iones positivos, que descompensan aún más el equilibrio iónico del aire que respiramos.
Hay que tener en cuenta que estas radiaciones, tanto en cantidad como en composición, varían según el tipo de geopatía y son cantidades muy pequeñas, casi indetectables, pero suficientes como para alterar nuestra salud si permanecemos mucho tiempo sobre ellas nos afectara principalmente al sistema nervioso, endocrino y hormonal.

La célula actúa como un circuito electrónico resonante que se ve afectado por las frecuencias electromagnéticas naturales y artificiales. Los ambientes con ionización altamente positiva que producen las radiaciones electromagnéticas favorecen la aparición de radicales libres que dañan las células.
Si usted ha sido una persona sana y unos años después de cambiar de domicilio está siempre con problemas de salud, tiene un constante mal dormir o dolores de cabeza persistentes, podría estar afectado por una de estas nefastas líneas energéticas o piense que probablemente esté sobre una geopatía y que según la importancia de la misma tardará más o menos tiempo en afectar a su organismo, pudiéndole hacer contraer una enfermedad grave en un periodo de entre 6 y 7 años como máximo, si bien hay que tener en cuenta que también intervienen otros factores, genéticos, víricos, contaminantes, intoxicantes, traumáticos, que contribuyen al hecho de que a todas las personas una misma geopatía no afecte de igual manera. Existen estudios efectuados, que una geopatía importante tiene que ver directa o indirectamente con al menos el 80% de los casos de cáncer que son detectados.

Tan sólo sirve para corregir nuestro hábitat de acuerdo con lo que vamos aprendiendo y en especial cuando buscamos o construimos una nueva vivienda. Recordar que el lugar más importante a prestar atención es nuestro dormitorio y también nuestro lugar de trabajo, ya que en ambos estamos muchas horas.

Si nos encontramos dentro de alguno de estos casos, no nos debemos preocupar puesto que mediante los tratamientos de armonización y equilibro efectuados con la radiestesia o teleradiestesia se lo podemos solucionar.

Fuente: Zona Meditación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario