Este sitio, nacido el 5 de octubre de 2010, pretende ser un espacio que transmita Paz, Luz y Amor. Eres bienvenid@ y espero que percibas toda la buena Energía que intenta irradiar.

Temporizador para meditación

jueves, 7 de julio de 2011

Los Cuadernillos de Alexiis. Cuadernillo N° 1.

- 10 Puntos para contribuir a la Paz la Felicidad del Mundo.
- Aprender a aprender
- El Aprendizaje: Un, viaje para Saborearlo.
- Programación de la Vida --- Pregunta y Respuesta
- ¿Miedo? ¿Miedo a qué?
- Desde las Estrellas:
- No estás solo
- El sabor del Reencuentro,
- ¿Por qué no Intervienen?
*****
10 PUNTOS PARA CONTRIBUIR A LA PAZ Y LA FELICIDAD DEL MUNDO
  1. Busca en ti mismo la fuerza del propósito, la fe en la propia regeneración. Tu Divinidad te espera. Esfuérzate en hallarla y actualizarla.
  2. Practica en todo momento la religión universal del bien sin distinción de creencias, de clases, partidos, intereses, nacionalidades, razas, de reinos de la naturaleza.
  3. Relega al olvido tus faltas y limitaciones pasadas, para renacer con renovados estímulos a una vida mejor. Entonces, serás merecedor de la invisible ayuda.
  4. Practica la simpatía y adquiere el hábito del contento a través de todas las circunstancias. Decídete a realizar el leve esfuerzo de prescindir de los pequeños defectos. Lucha con todas tus fuerzas contra la depresión, contra la tristeza, contra el tedio, contra el mal humor. Combate los métodos dominantes de acritud y grosería e imponga la condición de ser siempre, y con todo el mundo, amable.
  5. Procura dar todas las facilidades posibles a los demás. Ayúdalos a descubrir su camino más noble y a seguirlo. Haz de la generosidad de pensamiento y acción tu ley silenciosa.
  6. Proponte firmemente no censurar a nadie, ni aun de pensamiento. ¿Qué sabemos de las verdaderas causas de los actos ajenos? Esfuérzate, por el contrario, en comprender.
  7. Adopta una divisa solar de alegría, a todas horas. Entonces, la luz oculta que guía al mundo te la incrementará y te sorprenderán a ti mismo los resultados.
  8. Procura no auto-exaltarte, ni auto-compadecerte, o sea, no pensar demasiado en ti mismo, si no es con el fin de perfeccionarte.
  9. Invoca la armonía como fórmula de salud integral, de equilibrio del cuerpo y del espíritu. Porque la armonía es la ley suprema del Universo.
  10. Irradia con humildad tu mensaje viviente de belleza, de espiritualidad y de paz, en un mundo atormentado, materializado, desorientado. Él necesita de tu eficaz contribución. Ofrécesela. Ofrécele tu mente positivizada, tu cuerpo puro, tu aura armoniosa, tu contento irradiante, tu fe sin límites en la bondad de la vida y en las leyes que conducen a un alto fin, la evolución humana.
Lama Kalu Riripoche
Revista Planeta GAIA
*****
EL APRENDIZAJE - UN VIAJE PARA SABOREAR
El proceso de aprendizaje no tiene un principio ni un final en lo que la edad se refiere. Por el contrario, aprendemos desde que somos concebidos y seguimos aprendiendo hasta el final de nuestros días, La forma en que el proceso se realiza es muchas veces inconsciente, pero desde estas páginas nos proponemos dar algunas pautas para que pasemos de la inconsciencia a la conciencia, pues entendemos que sólo así el esfuerzo que apliquemos podrá obtener mejores frutos.
Desde hace un tiempo estamos siendo más conscientes de que nos ha tocado vivir una época de cambios rápidos. El que más y el que menos empieza sentirse sorprendido al ver con qué rapidez las cosas que antes eran válidas y funcionaban, ahora ya no lo son tanto.
Si miramos a nuestro alrededor, nos damos cuenta de que en dos o tres generaciones las cosas han cambiado mucho, los hogares, los trabajos, las escuelas o los hospitales no tienen riada que ver con lo que eran hace 50 años, La Revolución Industrial marcó un hito en la historia de la economía y la política que ha ido acelerando paulatinamente los cambios en el mundo.
No solamente vemos que las cosas han cambiado mucho de cincuenta años para acá, sino que nuestro presente está lleno de cambios que a veces nos pillan por sorpresa y observamos que nuestros hijos van a ser los protagonistas directos de una era marcada por la tecnología y que probablemente duplique o triplique la velocidad de cambio a la que estamos acostumbrados nosotros.
A veces, tenemos la sensación de que los cambios bruscos causan catástrofes, confusión y pérdidas, pero esa sensación la sufren aquellos que no están preparados para ellos, aquellos que no son capaces de ver que el cambio se está produciendo constantemente. Si las cosas que antes eran válidas en el pasado ahora ya no lo son tanto, ¿por qué empeñarnos en mirar al futuro con los ojos del pasado?
Deshacernos del miedo y tratar de convivir con el cambio, de aceptarlo y verlo como una oportunidad de crecimiento, es un punto de partida mucho más creativo y lleno de satisfacciones personales que pensar que el mejor objetivo es afianzar las certidumbres y seguridades que nos ofrece este mundo lleno de confort. Sobre todo porque ya hay mucha gente que puede dar fe que el "confort" no es eterno y que en una sola vida se puede pasar de la riqueza a la pobreza, o de la salud a la enfermedad, inesperadamente. Salvo que seas uno de los que prefieren estar ¡alerta! y ver en el cambio una oportunidad para aprender.
Los beneficios que nos aporta el aprendizaje son similares a los que nos produciría habernos equivocado de dirección a la salida de una ciudad y haber acabado en una carretera secundaria con baches, curvas tortuosas y un paisaje insólito. El camino es más incómodo de recorrer, nos llevará más tiempo llegar hasta la ciudad próxima, parece solitario, nos preocupa pinchar y que nadie pueda ayudarnos. Sin embargo, el paisaje rodea toda una costa acantilada, en un atardecer que tiñe el mar y el cielo de unos colores impresionantes. Nos hace disfrutar, hasta el punto de pararnos a contemplar el panorama. Por supuesto, no a todo el mundo le parecerá tan bien perder un par de horas de viaje y tampoco le gustaría la idea de pinchar, sobre todo porque al móvil le queda poca batería. Probablemente, la diferencia de la experiencia y de la satisfacción que haya producido dependerá de si uno se para a disfrutar unos minutos de un bonito panorama o si ha recorrido el camino ansioso por llegara la "civilización" y poder salir a la autovía. Así es el aprendizaje.
El aprendizaje es un proceso, generalmente lento, que concentra su riqueza en la forma de saborearlo,
El aprendizaje puede ser doloroso, nos plantea una situación comprometida con nuestro propio ego. Vamos por la vida pretendiendo saberlo todo, confundiendo opinar con saber o teniendo que nos consideren "tontos" sí reconocemos que no sabemos".
Creemos que el aprendizaje sólo tiene sentido en una época de nuestra vida, cuando somos niños o estamos preparando una carrera. Damos premios a los más listos, que suelen ser los que "mas ampollan". Aceptamos o rechazarnos a aquellos que tienen más largo o más corto el currículum. Pero aprender es mucho más que sacar buenas notas o haber estudiado en sitios importantes. Ese tipo de aprendizaje podría garantizarnos éxito social, pero no garantizaría nuestra satisfacción personal, que es lo único que nos permite bienestar. Es el primer paso para adquirir confianza.
Podemos haber sido formados técnicamente de forma excelente y sin embargo, no tener confianza en nosotros mismos. Hay mucha gente de carrera impecable engrosando la lista de los parados...
No es difícil encontrarse con gente para los que la vida ha estado llena de dificultades y que, no obstante, han logrado mucho más éxito en los negocios que emprende, o en las ideas que propone, o en la felicidad de sus vidas, Esto podría ser un síntoma de que el aprendizaje también se halla en la experiencia, cuando ésta se interpreta como positiva o corno simplemente una oportunidad para el crecimiento personal. Así es como nacen los emprendedores, que son los maestros en aprender de la vida.
El verdadero aprendizaje es aquel que nos ayuda a ser efectivos más allá de las escuelas. Es el que nos ayuda a estar preparados para escuchar las oportunidades que se esconden en procesos donde prima la experiencia y la forma cómo se observa, es decir, donde "se aprende a aprender". Este es el aprendizaje que se debería instaurar como primario en las escuelas.
Pero este aprendizaje implica algo más, implica compromiso con un objetivo: ser más efectivos en cualquiera de los ámbitos que hayamos elegidos. Significa que necesitamos una dosis de humildad para reconocer que no lo sabemos todo. Significa que tenernos que desaprender algunas cosas que aprendimos en el pasado. Además, debemos recuperar el estado de ánimo del asombro. El de los niños que durante una época de sus vidas no pasan más de dos minutos en que no hayan aprendido algo nuevo. Pero sobre todo, esto supone ser capaz de reconocer que "no sé".
Es ahí cuando uno mismo está decidiendo adaptarse al cambio para sobrevivir en un mundo que parece que lo único que ha descubierto hasta ahora es que no hay certezas. Que en quince años puedo pasar de tener un puesto ejecutivo en una compañía que factura mil millones a formar parte de un club de jubilación anticipada, como de pasar de estar felizmente casado a traumáticamente divorciado de la misma persona.
Los cambios parecen ser inevitables y parece que la clave está en adaptarse a ellos. La mejor vía parece ser empezar a deshacerse de seguridades y rigideces y flexibilizarse para el cambio: situarse en el asombro y, como niños, aprender insaciablemente.
Uno de esos aprendizajes tiene que ver con aprender a observar de forma diferente el mundo que nos rodea, Cambiar nuestra recepción sobre lo que es posible o imposible y reconocer que la realidad que yo veo puede ser diferente a la que ven los demás. Se trata de entrar de lleno en un proceso que nos enseña a observar el mundo que nos rodea desde un punto de vista que nos proporciona efectividad.
Esa es la propuesta de este artículo: invitarles a entrar en un breve espacio de reflexión, a través del lenguaje, sobre los temas que nos preocupan en estos momentos. Temas que vemos que están teñidos de cambios brutales y que nos provocan miedo, nos paralizan o nos hacen resignarnos. Es una invitación a plantearse, aunque sólo sea por unos minutos, algunas preguntas que, aunque no tengan respuestas claras, seguro que sí tienen muchos puntos de vista desde dónde observarlas, y dependiendo del que elijamos, tendremos más resultados positivos que negativos.
Es una propuesta para constituirse como protagonistas de este mundo cambiante, con capacidad para decidir cuál será el final de la historia, de nuestra historia.
*****
PROGRAMACION DE LA VIDA
PREGUNTA Y RESPUESTA
"Ya sé que antes de nacer planeamos nuestra próxima vida y que programamos las experiencias que nos harán evolucionar, pero ¿son también fruto de esa programación el que te peguen un tiro en la nuca, te atropelle un camión o te despeñes con el coche? También sé que soy el único responsable de las enfermedades y males que me aquejan, que pueden ser la consecuencia de procesos mentales erróneos. En mi caso sufro de las articulaciones, además de dolores en el hombro y el tobillo izquierdo como consecuencia de un accidente de moto. Busco las causas de estos males y no las encuentro por mucho que intento hacer una revisión de mis posturas mentales. Me gustaría saber si hay algún tipo de información al respecto por parte de los Hermanos Mayores.
A la primera de las cuestiones que nos planteas, hemos de decirte que al hacer la programación de nuestra próxima vida, cuando nos encontrarnos en el plano de los desencarnados, establecemos unas "líneas maestras" que nos servirán de referencia inconsciente a lo largo de nuestra vida. Estas líneas maestras pueden incluir cosas tales como, los padres más adecuados, el ambiente familiar y social, el lugar, la posición dentro de la familia (primogénito, segundo o último, etc.) e incluso raza y el sexo, aunque éste último no suele cambiar a lo largo de las diferentes vidas, salvo caso de necesidad.
Además de estas líneas maestras, también se pueden determinar algunos acontecimientos o hitos que marquen de una forma indeleble nuestra vida, como pueden ser alguna enfermedad, accidente, éxito o suerte inesperado (no todo van a ser cosas malas), situación política, guerras, etc., es decir, situaciones donde uno ponga a prueba su nivel evolutivo o donde se nos llame la atención si nos hemos desviado del plan de vida previamente establecido.
Lo del tiro en la nuca o lo del accidente de coche pueden ser cosas que no estén previstas al menos en nuestro nivel de conciencia, sobre todo si intervienen otras personas, cuyo libre albedrío puede interferir en nuestro proceso evolutivo.
Con respecto al asunto de las enfermedades, la medicina psicosomática nos da claves muy certeras de las causas más probables de las enfermedades. Nuestro grupo ha estado recibiendo información sobre este tema durante los últimos años, por lo que está trabajando en la edición de un libro que tratará sobre la influencia de la mente en los procesos de enfermedad e incluso sobre muchos de esos "accidentes" que parece que nunca debieron suceder.
En el caso concreto de las articulaciones, éstas son las que nos permiten ser flexibles, las que nos permiten "articular" situaciones aparentemente independientes. Si tienes dolor en ellas, deberías quizás revisar tus "rigideces" mentales, tus obcecaciones, tus posturas dogmáticas, si es que las tienes.
Por otra parte, no estaría de más que comprobases si el papel de "mediador" entre diferentes posturas o personas lo estás realizando correctamente. Además estás sufriendo golpes en tu lado izquierdo, lo que podría indicar que tal vez debas dejar de funcionar exclusivamente con tu hemisferio izquierdo cerebral (el de la lógica, la razón., lo tangible, lo medible) y debas dejar paso a la intuición, la fantasía, lo femenino, lo analógico, etc. Que está regido por el hemisferio derecho del cerebro.
*****
¿MIEDO? ¿MIEDO DE QUÉ?
En una bonita tarde primaveral, un anciano y su nieto, un joven que no pasaría de los 14 años, paseaban apaciblemente por un gran bosque de hayas. El chico estaba pasando unos días con su abuelo en su casa de campo.
El anciano notó en la cara de su nieto algo que le hacía estar inquieto y nervioso. Así que le llevó a un sitio precioso, cerca de su casa, donde se sentaron esperando el ocaso del sol. Allí le preguntó.
- ¿Qué te pasa Ismael?
- No lo sé abuelo - respondió cabizbajo Ismael – Siento un gran temor últimamente. ¿Qué clase de temor es ése? – preguntó de nuevo su abuelo.
-Cuando veo las noticias en la televisión, toda esa violencia, odio y locura que reina en el mundo, siento un miedo terrible y me pregunto si habrá un futuro mejor para todos nosotros.
Durante unos instantes Ismael se quedó callado, mirando al cielo. Luego prosiguió:
- Además, como ya sabes, mis clases han terminado y papá y mamá me quieren llevara una nueva ciudad para ingresar en un colegio privado, donde tendré que estar interno y ya sabes, conoceré gente nueva, nuevos compañeros, nuevos profesores, nuevas clases... ¡es como volver a empezar!
-¿Y qué hay de malo en eso? – volvió a preguntar el abuelo,
- Esto me asusta e incluso no duermo bien por las noches – respondió Ismael – y sobre todo no volveré a verte durante un año.
Mientras decía esto le caían pequeñas lágrimas de sus ojos.
- ¿Por qué tengo tanto miedo al futuro y a los nuevos cambios?
- Querido Ismael -- susurró el anciano,- me recuerdas mucho a mi cuando tenía tu edad y le hice la misma pregunta a mi abuelo, tu tatarabuelo. El también sonrió, como yo lo estoy haciendo ahora-, sacó un pequeño libro de su bolsillo y me leyó unas páginas.
De todas ellas memoricé un pequeño fragmento que ha permanecido en mi mente durante todo este tiempo y que refleja bastante bien lo que te está ocurriendo. Ahora quiero compartirlo contigo. Así que escucha atentamente:
"Jamás estamos solos en el camino de la vida, siempre habrá alguien que nos ayude a dar el paso adecuado. Quizás tropezamos, quizás no."
"Este camino nos deparará muchas sorpresas, muchos atajos, muchas encrucijadas, en las que nuestro corazón será el único guía que nos haga escoger lo mejor y más conveniente para nuestras dudas. Sentiremos muchos temores al pensar si hemos elegido bien o por el contrario nos estaremos equivocando y tendremos que dar la vuelta regresando al punto de partida."
"Andaremos lentos cuando el camino se haga cuesta arriba, y más de prisa cuando sea cuesta abajo. Trataremos de evitar, las piedras del camino, sorteándolas, apartándolas, ignorándolas, pero no tardaremos en darnos cuenta de que ellas siempre van a estar allí, porque formar parte de ese sendero en el que nos encontramos."
"Conocerás a muchos hombres y mujeres a lo largo de él; unos vuelven porque no han encontrado el final o se han perdido; otros prefieren volver al trecho fácil y conocido que al difícil y desconocido; otros te parecerán como sonámbulos sin saber donde están: otros irán sin rumbo fijo, a la aventura, sin importarles si hay un principio o un final en su destino; otros caminarán porque todo el mundo camina por ese sendero y, normalmente, la mayoría siempre tiene la razón; otros irán a tu lado durante un tiempo, pero las dificultades y penalidades que encontréis les fiarán dar la vuelta; otros como tú caminarán siempre hacia adelante, intentando no retroceder, sobre sus pasos anteriores, porque saben que al final del camino encontrarán lo que estáis buscando, algo que siempre ha estado allí esperándoles, alegóricamente, con los brazos abiertos."
"Habrá períodos de mucha luz y épocas de tremenda oscuridad, que nos harán vacilar, dudar si realmente merece la pena seguir. En estos momentos hay que tener fe y esperanza en el futuro, alejar todos nuestros miedos y pensar que mañana todo va a cambiar, ya que el camino nunca podrá ser siempre así."
"Paso a paso iremos aprendiendo cada vez más de Él. Nos dará fuerza y confianza para seguir hacia adelante, hasta que un día lleguemos a la meta deseada y un gran premio nos será concedido."
"EL CAMINO DE LA VIDA NOS DA LA EXPERIENCIA Y LA EXPERIENCIA EN EL CAMINO NOS DA UNA VIDA MEJOR."
Son unas palabras muy bonitas, abuelo – dijo Ismael.
Yo también lo pensé cuando mi abuelo me las leyó y creo que desde ese día mi vida giró 180 grados. Las tuve siempre presentes en mi vida y cada vez que me surgía algún miedo recurría a ellas.
-¿Por qué tenemos tantos miedos en nuestras vidas? – preguntó Ismael.
- No lo sé, Ismael – contestó el abuelo – Quizás porque forma parte de nuestra genética, a través de muchas generaciones han ido pasando de padres a hijos como algo común en todos nosotros, como la envidia o la avaricia. Ahora pienso en la necesidad humana de librarnos de una vez por todas de él y convertirlo en amor. Imagínate un mundo donde todos nos amáramos y ayudáramos mutuamente, en vez de temernos por el daño que nos podamos causar, tanto física como psíquicamente.
- ¡Sería un mundo maravilloso! – exclamó entusiasmado Ismael.
- Ya lo creo – prosiguió el abuelo. – Todos pensaríamos en compartir, sin, tener que temer si le dejo esto o lo otro a una persona yo me quedaré sin ello, en ayudar a cualquier ser humano sin tener que temer si en la misma situación, él lo haría por nosotros; en reír juntos e incluso con desconocidos y no temer si esa otra persona se ríe de nosotros o piensa que te estás riendo de él, en trabajar en armonía, sin temer que otra persona nos pueda quitar nuestro trabajo o vaya a ascender a un puesto superior a nuestra costa... Es increíble la cantidad de cosas que se te pueden ocurrir referentes a los problemas que te causan los miedos.
- Creo abuelo – dijo Ismael - , que a partir de ahora veré al miedo como un pensamiento que se puede transformar en algo positivo y bello, como el gusano de seda con su feo cuerpo se convierte en una bonita mariposa. Así no me podrá impedir realizar mis sueños, ilusiones y esperanzas.
- Muy bien, Ismael – dijo el abuelo, con una gran sonrisa en sus labios. – Este es un buen comienzo. Transmite todo lo que has aprendido hoy a tus amigos, compañeros de clase, a tus mayores, a la gente que conoces y conocerás en un futuro, e incluso a tus hijos si algún día los tienes. No importa si en ese momento te hacen caso o no les interesa. Tus palabras quedarán grabadas en su mente y antes o después saldrán a relucir en su vida, inconscientemente en unos y conscientemente en otros. Hasta que llegue el día en que el miedo sea tan sólo un recuerdo de antiguas generaciones, un viejo problema que tuvo hace mucho tiempo la humanidad, pero ya es historia.
Quizás creas que tú solo no puedes lograr todo esto, pero piensa, por ejemplo, que de una célula se creó otra y otra y así hasta que a través de los años dieron lugar a la vida que convirtió este planeta maravilloso en el mejor de nuestra galaxia. O en hombres como Jesucristo, que con todo su amor cambió el rumbo de la Humanidad en esa época de injusticias y violencia. Un solo ser puede cambiar muchos pensamientos erróneos e inútiles que nos impiden evolucionar a los demás seres humanos.
- Gracias abuelo – susurró Ismael – nunca olvidaré este momento y tus bellas palabras. Estoy muy contento de estar aquí contigo.
- Eres un buen chico – dijo el abuelo, manteniendo una mirada de profunda serenidad. Espero que tú y tu generación cambiéis este loco mundo y por fin el hombre viva en armonía con sus semejantes, con la Madre Tierra y con el Universo. Ahora volvamos a casa con un pensamiento positivo: MAÑANA SERÁ TODO MUCHO MEJOR DE LO QUE FUE AYER.
El abuelo abrazó a su nieto y juntos volvieron por el ancho camino que llevaba a la casa. Mientras, el sol se iba ocultando lentamente en el horizonte, presagiando de alguna manera un nuevo y esperanzador amanecer.
*****
DESDE LAS ESTRELLAS…
NO ESTAS SOLO
Me gustaría haceros llegar la idea de que no estáis solos, habitando un pequeño planeta azul que vaga perdido en un extremo de la inmensidad de nuestra galaxia.
Todos los seres humanos que formamos parte del Universo creado somos miembros de una gran familia: LA HUMANIDAD. Todos estamos relacionados, por vínculos muy profundos que nos unen tanto en la esencia que nos compone como en nuestra manifestación física.
Somos hermanos nacidos de un mismo tronco común. Todos nosotros existimos gracias a un gesto de amor, porque la creación misma es la mayor manifestación de ese amor que es la fuente de a que todo emana.
Estamos cerca, muy cerca, y nuestra intención es la de ayudaros en unos momentos que se van a presentar difíciles para vosotros. No nos guía ningún afán de manipulación o interferencia, más bien al contrario: Conocemos y respetamos las leyes de la evolución, sabemos que unos hermanos no pueden interferir en el libre albedrío de otros, porque les impedirían el aprendizaje que se deriva de la toma de decisiones.
Nuestra misión se basa en daros algunas referencias para que podáis andar más erguidos, con paso más firme, sabiendo que hay planos de existencia por debajo de vosotros que os pueden servir de apoyo y otros que están por encima que os pueden dar algunas pautas para ampliar vuestra conciencia. Levantad alguna vez vuestra mirada hasta las estrellas y sentiros uno con su latir, puesto que desde muchos de esos puntos luminosos que presiden vuestras noches también hay otros seres que miran hacia vosotros.
“SOMOS HERMANOS NACIDOS DE UN MISMO TRONCO”
Al igual que os preocupan las cosas que suceden a vuestros seres queridos, a las personas cercanas de vuestro entorno, así a nosotros nos preocupan los pasos que vais dando construyendo un futuro en ocasiones basado en múltiples errores. Nos preocupa por vosotros y también por nosotros. Cualquier cosa que suceda en el Universo afecta en alguna medida a todo lo que existe en él.
Tened fe en vosotros, hermanos de la Tierra. Se os presenta un gran reto, una oportunidad y debéis estar preparados para asumir nuevos compromisos que os esperan para cuando forméis parte conscientemente de nuestra gran familia: la humanidad en todas sus formas y manifestaciones.
Con Amor, Acael
*****
¿POR QUE NO INTERVIENEN?
En muchas ocasiones hemos oído frases como éstas: ¿Por qué los extraterrestres no intervienen para evitar o parar las guerras? ¿Por qué no nos ayudan a erradicar el hambre, la enfermedad o la injusticia? Si ellos están más evolucionados ¿por qué no vienen y arreglan el mundo?...
Ante estas preguntas nosotros, desde aquí, sólo podemos decir una cosa: ¿Creéis que sería bueno que un hermano mayor hiciera los deberes de su hermano pequeño? ¿Sería bueno para su evolución y desarrollo que el hermano mayor le solucionase los problemas que voluntariamente provoca? Y si le avisa que no contamine su cuerpo comiendo o bebiendo porquerías, porque puede ponerse enfermo ¿debe eliminar su enfermedad o debe ser consecuente y esperar que su pequeño hermano aprenda con dolor?
Realmente, puede parecer muy dura la decisión de no intervenir directamente en vuestras problemáticas, pero hay una ley que rige en este Universo:
"NO INTERFERIRÁS EN EL DESARROLLO DE HUMANIDADES MENOS EVOLUCIONADAS".
Hay que entender por humanidades aquellas cuyos hombres gozan del libre albedrío, Así pues, nosotros sólo podemos actuar en forma indirecta, aconsejando, dando ejemplos, presentando alternativas como, por ejemplo, las aportadas a las dos grandes potencias de vuestro planeta cuando estaban al borde de provocar la tercera y última guerra mundial.
En ese momento se les hizo ver lo que ocurriría si seguían adelante con sus amenazas, de la misma manera que se les avisó que no podrían actuar agresivamente contra su propio planeta desde el espacio exterior, pues sus armas serían anuladas,
Este hecho no es realmente una interferencia por cuanto la ley rige fuera del ámbito de influencia del planeta que intenta agredir, siendo el control del espacio algo que depende de la Confederación de Mundos de la Galaxia.
Frente a este panorama, los grandes reconsideraron su postura y empezó el fin de la "Guerra Fría". Como contrapartida, por nuestra parte, se han dado múltiples informaciones para el desarrollo de la tecnología médica, tanto en el campo del diagnóstico como en el de la cirugía basada en métodos incruentos. Más no podemos hacer por el momento, salvo seguir enviando mensajes de paz y concordia como pasos necesarios frente al cambio generacional que está aflorando
Hay ya una nueva era en los genes de vuestros hijos. Ahora sólo falta que los Herodes no los detecten hasta que sea demasiado tarde.
Con amor, Acael
*****
EL SABOR DEL REENCUENTRO
Cuando el hombre expande su conciencia, se da cuenta de la magnificencia de lo creado. Es en ese momento cuando su mente es capaz de reconocer la conexión existente entre todas las manifestaciones del Cosmos.
Vosotros, hombres de la Tierra, estáis asistiendo a este extraordinario momento. Vuestra ciencia esta comenzando a traspasar el umbral que la conduce hacia una nueva visión del Universo. Una visión que os obligará a abandonar viejos parámetros, para observar que un suceso que se produce en un punto perdido de vuestro planeta, tiene repercusión al otro lado de la Galaxia; que una partícula subatómica recorre el espacio bailando al son de vuestro parpadeo.
La telepatía será algo cotidiano en vuestra vida cuando esta sensación de inseparabilidad sea reconocida entre vosotros, cuando vuestra conciencia sea capaz de percibir que la explosión de una supernova tiene mucho que ver con un abrazo en la terminal de un aeropuerto.
Vivís en la era de la comunicación, de la conectividad, y muchos de vosotros comenzáis a intuir que ese deseo de estar en comunicación, de acortar las distancias, es la nostalgia de un instante remoto, un instante que vuestros científicos llaman el Big-Bang, un instante en el que fuimos algo que se abrazó a sí mismo, con tal intensidad que, dando un gran estallido, decidió expandirse para poder saborear el reencuentro.
Con Amor, Acael
*****

No hay comentarios:

Publicar un comentario